La FOP presenta alegaciones al Plan de Recuperación del Oso Pardo en Galicia

A mediados de julio finalizó el periodo de información pública del Plan de Recuperación del oso pardo en Galicia, documento con el que se pretende sustituir al Plan existente, que data del año 1992. La Fundación Oso Pardo (FOP) ha presentado alegaciones con 25 propuestas para mejorar el contenido del documento.

Los planes de recuperación son instrumentos previstos en la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, para aquellas especies incluidas en el Catálogo Español de Especies Amenazadas en la categoría de «en peligro de extinción», siendo obligación de las comunidades autónomas su redacción y aprobación. Estos planes son herramientas fundamentales para la especie –en este caso, el oso–, ya que en ellos se recogen los objetivos y las medidas de conservación vinculantes para las administraciones y la sociedad; los planes de recuperación son además el marco en el que tiene que desenvolverse el trabajo de las ONG conservacionistas. Por todo ello, la iniciativa de la Xunta de Galicia de renovar su anterior plan es muy oportuna.

Desde el punto de vista normativo el oso pardo en la Cordillera Cantábrica es afortunado, ya que las cuatro comunidades autónomas que cuentan con la especie en su territorio tienen aprobados sus planes, aunque todos ellos están necesitados de revisión (el más recientemente aprobado es el del Principado de Asturias, ya del año 2002, mientras que el resto datan de 1989 –Cantabria–, 1990 –Castilla y León–, y 1992 –Galicia–). Igualmente, es importante que las comunidades pirenaicas aprueben o revisen sus propios planes de recuperación –Navarra lo tiene desde el año 1996–, como trámites imprescindibles si queremos una efectiva y sostenida recuperación del oso en la Península Ibérica.

WordPress Image Lightbox Plugin