Osos golosos

A los osos les encanta la miel y para conseguirla no dudan en asaltar los colmenares próximos a los pueblos, y más ahora, que la miel silvestre escasea debido a problemas y enfermedades favorecidos por el hombre.

Hay quien dice que no es normal que un oso se aproxime a un pueblo para conseguir comida y que esto es un comportamiento novedoso, pero tal aseveración no es cierta, ya que los osos siempre se acercaron a las cabañas y a los pueblos para robar frutas y miel.

De que los osos comen la miel cerca de las casas puede dar fe Elías Suárez, uno de los vigilantes de la FOP, vecino del pueblo asturiano de Xedré, en el corazón del Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias. Entre los días 4 y 10 de octubre, el oso de la foto entró todas las noches en la finca familiar y cató las colmenas situadas en el extremo opuesto a la vivienda, y ello a pesar de que los grifones y sabuesos de la perrera, que estaba a menos de 150 metros, no dejaron de ladrar. Cuando las colmenas restantes fueron protegidas con un cercado electrificado, el oso puso fin a sus incursiones nocturnas y dejó como pago a la miel consumida un hermoso excremento lleno de cáscaras de hayuco.

 

oso_miel_elias_dosDos escenas del oso de Elías en acción