La nieve no asusta a los osos

La nieve no asusta a los osos

La nieve no asusta a los osos 640 389 Fundación Oso Pardo

La Fundación Oso Pardo avista tras las fuertes nevadas dieciocho osos activos.

Como es bien sabido, la pauta general en la vida de los osos pardos es la hibernación durante los meses más fríos. A pesar de ello, en los últimos años se está advirtiendo que algunas osas con crías permanecen activas, especialmente en los inviernos más suaves y con abundante comida, ya que les puede resultar más rentable que hibernar desde el punto de vista energético para compensar el desgaste que supone la lactancia. En el caso de los machos, hembras no lactantes o juveniles ya desarrollados, lo habitual es la hibernación que en la Cordillera Cantábrica dura en torno a dos meses.

Sin embargo, hay ocasiones en que las excepciones no lo son tanto, y así ha sucedido en estos días, cuando inmediatamente después de las fuertes nevadas caídas en la Cordillera los técnicos y las Patrullas Oso de la Fundación Oso Pardo observaron un total de dieciocho osos activos en tres puntos diferentes, incluido un macho adulto, lo que no deja de resultar sorprendente, ya que febrero es el mes más clásico de la hibernación. Así, se pudieron ver en el occidente cantábrico un oso macho de buen tamaño, otro oso de tamaño mediano, tres osas con una cría cada una de un año de edad y otras dos hembras con dos oseznos cada una, mientras que en el núcleo oriental cantábrico observaron una osa con tres crías; todos alimentándose en montes de robles, donde la cosecha de bellotas ha sido excelente.

[youtube]http://youtu.be/7jdbiKE21Yw[/youtube]