Actualidad

El joven oso en el interior de la cuadra abandonada. Foto cedida por el Principado.

Recogido por el Principado de Asturias un oso muy malherido en una cuadra en Proaza

Recogido por el Principado de Asturias un oso muy malherido en una cuadra en Proaza 1026 770 Fundación Oso Pardo
Un oso joven muy malherido ha sido recogido hoy por los guardas y técnicos del Medio Natural del Gobierno del Principado de Asturias en una cuadra del término municipal de Proaza, según informa el Principado. Fue una llamada recibida esta mañana la que alertó de la presencia del animal en la cuadra.
Los técnicos le han realizado un primer examen en el lugar y han constatado que presentaba “un avanzado estado de caquexia, con extrema desnutrición, atrofia muscular, fatiga y debilidad. También comprueban que presenta lesiones en los cuartos traseros que impiden su movilidad (no camina ni se yergue)”.
Dado el gravísimo estado de salud se procedió a su traslado en el remolque culvert a una clínica veterinaria para realizarle más pruebas. “Tras los análisis clínicos y la exploración completa del animal, se constata la extrema gravedad de las lesiones del osezno, por lo que se inicia el protocolo para administrarle la eutanasia”, explica el Principado finalmente, señalando que “en los próximos días se le practicará la necropsia para determinar la causa de las graves lesiones que presentaba”.
Se trata del cuarto ejemplar de segundo año de edad que aparece herido o muerto en menos de dos meses en la subpoblación cantábrica occidental. Los anteriores fueron:
– 2 de mayo, restos parcialmente devorados en Fabero, León,
– 4 de junio, restos con mordiscos en cabeza y torso en Somiedo, Asturias,
– 14 de junio, ejemplar muerto cerca de Besullo, en Cangas del Narcea, Asturias.
Considerando que el oso cantábrico es una especie de crecimiento lento, y por tanto explicar estos casos por una supuesta explosión demográfica no tendría ninguna lógica y queda completamente descartado, lo cierto es que resulta sorprendente la acumulación de estos casos de osos heridos o muertos de la misma edad, jóvenes nacidos en enero de 2020. Por ello, consideramos que será oportuno y útil realizar un análisis de las causas, una vez que se disponga de todos los resultados veterinarios, las necropsias y los análisis toxicológicos.
El joven oso en el interior de la cuadra abandonada. Foto cedida por el Principado.

El joven oso en el interior de la cuadra abandonada. Foto cedida por el Principado de Asturias

Compartir esta publicación

Creación de un vídeo tutorial para instalar y mantener un cercado electrificado con pastor solar para proteger los colmenares

Creación de un vídeo tutorial para instalar y mantener un cercado electrificado con pastor solar para proteger los colmenares 880 496 Fundación Oso Pardo
La protección con cercado electrificado  es eficaz, pero es importantísimo que su instalación sea precisa y el mantenimiento cuidadoso.
En dos de los últimos proyectos LIFE en que la Fundación Oso Pardo (FOP) ha trabajado con apicultores se han comprado y entregado 151 pastores solares más hilo para la instalación en la Sierra de O Courel (Lugo) dentro del proyecto LIFE Oso Courel; y se han  instalado 62 cercados electrificados con pastores solares en la comarca leridana del Pallars, dentro del proyecto PirosLife.
Sólo se han detectado 6 casos en el Courel y 2 en el Pallars en que los osos entraron a los colmenares protegidos con estos cercados eléctricos. Siete se debieron a deficiencias en la instalación y en uno no se pudo determinar por qué.
Entre las causas: vegetación alta tocando cables, poca conductividad por sequedad de la tierra o facilidades para la excavación. Y todas ellas tienen solución, pero a veces no se conoce suficientemente.
Este es el motivo por el que la FOP ha elaborado este vídeo en el que se detalla cómo solventar estos y otros problemas. Para su realización se ha contado con la colaboración de los profesionales de la empresa Zar Solares y los apicultores Alberto Urías, de Outurelos Miel de Ibias, y Teresa Cuevas, de Miel Liébana Dulce .

Vídeo tutorial para instalar y mantener un cercado electrificado con pastor solar

Compartir esta publicación

El ataque de una oso a una vecina del Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, en Asturias, fue accidental y excepcional

El ataque de una oso a una vecina del Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, en Asturias, fue accidental y excepcional 1000 604 Fundación Oso Pardo

Ante los acontecimientos ocurridos en la noche de ayer cerca de la localidad asturiana de Sonande, la Fundación Oso Pardo (FOP) queremos manifestar antes de nada nuestro deseo de que la vecina que resultó herida a causa del ataque de un oso se recupere cuanto antes, y nuestro apoyo tanto a ella como sus familiares en estos momentos. Su recuperación es la prioridad.

La FOP ha participado en la prospección de campo dirigida por técnicos y agentes del Medio Natural del Gobierno del Principado de Asturias, para tratar de esclarecer las circunstancias en que se produjo el ataque. Este tuvo lugar pasadas las nueve de la noche, cuando el oso, que salía hacia la carretera desde un camino, se encontró de forma fortuita con la mujer, que se encontraba a pocos metros, la percibió como una amenaza y la golpeó con una de sus manos, arañándola y derribándola, para a continuación huir inmediatamente. La mujer sufrió heridas graves en la cara y, debido a la caída, la rotura de la cadera. En ningún momento hubo ensañamiento, ni el animal arrastró a la persona por la carretera, como se ha difundido en algunas versiones.

Este patrón responde a los pocos casos previos de ataque recopilados desde 1989 en España, entendiendo el ataque como encuentros agresivos con contacto físico. En concreto, se trata del octavo caso en la Cordillera Cantábrica y el primero en el núcleo occidental de osos. Todos ellos, incluyendo este último, se han debido a encuentros súbitos y han durado pocos segundos, tras los cuales los osos han huido. También se debe señalar que el incidente se ha producido en un espacio de una importante biodiversidad, el Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, que cuenta con una saludable población de osos. Los osos cantábricos están experimentando una recuperación desde finales del siglo pasado, aunque la especie continúa estando en peligro de extinción.

Del lugar del ataque se ha recogido material genético del oso para determinar su sexo y otras características que puedan ayudar a identificarlo.

Entorno en el que ocurrió el incidente en el Parque Natural de ls Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias

Compartir esta publicación

Urge regular la observación de osos para conservar la especie y su hábitat en la Red Natura 2000.

Urge regular la observación de osos para conservar la especie y su hábitat en la Red Natura 2000. 6484 2170 Fundación Oso Pardo

Hoy se celebra el Día Europeo de la Red Natura 2000, la red de espacios protegidos de la Unión Europea, en la que se conserva la mejor biodiversidad del continente. Es una buena ocasión para recordar que casi toda el área de distribución del oso pardo en las montañas de la Cordillera Cantábrica está incluida dentro de esta red, que cumple un papel decisivo en el proceso de recuperación de la especie.

En los últimos años se viene apreciando un aumento de la valoración de los espacios naturales por parte de la ciudadanía, lo que se traduce en un auge de las actividades recreativas que se desarrollan dentro de ellos. Senderistas, bicicletas, escaladores, carreras de montaña, observadores y fotógrafos de la naturaleza, etc. van en aumento, generando cada vez más recursos para las economías rurales. La FOP ve positivas estas actividades y en este sentido creemos que deben regularse adecuadamente.

Desde finales de 2018 la FOP ha mantenido reuniones con las administraciones de Asturias y Castilla y León, y con el sector empresarial del ecoturismo para explorar un marco regulatorio que favorezca la buena coexistencia de estas actividades con la conservación del oso. No obstante, hemos entrado un año más en el periodo primaveral, con el movimiento de los osos en época de celo, y de algunas osas con sus crías, sin que dicha regulación se haya incorporado aún a las normativas turísticas y ambientales de ambas comunidades autónomas.

Además, como apoyo a las administraciones en este ámbito, la FOP está desarrollando el proyecto “Establecimiento de un sistema de alertas tempranas”. Su objetivo es contribuir a mejorar la identificación y valoración de situaciones que puedan resultar problemáticas para esa coexistencia. Los equipos de campo de la FOP, en coordinación con los agentes del medio natural y técnicos de ambas administraciones, son los encargados de recoger sobre el terreno la información mediante un procedimiento de actuación creado ex profeso. Este procedimiento permitirá a las comunidades autónomas intervenir adecuadamente y a tiempo ante problemas urgentes de cumplimiento de regulación sobre observación de osos y otros usos públicos en los espacios naturales protegidos.

El proyecto se desarrolla en espacios naturales, y áreas limítrofes, en donde habitan las dos subpoblaciones cantábricas de oso pardo; cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, y está coordinado con el Gobierno de Asturias y la Junta de Castilla y León.

Puedes descargarte aquí las recomendaciones sobre cómo comportarte ante la presencia de un oso, pinchando en la foto:

En inglés en este enlace: https://fundacionosopardo.org/wp-content/uploads/2021/06/L1-FOP_OSOS_Desplegable_Inglés_León.pdf

Y en francés en este enlace: https://fundacionosopardo.org/wp-content/uploads/2021/06/L1-FOP_OSOS_Desplegable_Francés_León.pdf

encuentros con osos

 

Compartir esta publicación

Un nuevo LIFE facilitará la adaptación del oso cantábrico al cambio climático

Un nuevo LIFE facilitará la adaptación del oso cantábrico al cambio climático 700 466 Fundación Oso Pardo

La ciencia advierte de que el cambio climático afectará al oso pardo especialmente en su hibernación, que tenderá a reducirse ante el incremento de las temperaturas, pero también está impactando en la producción de frutos silvestres de los que se alimenta la especie, algunos de las cuales, como el arándano ya presentan en los últimos años cosechas irregulares. Además, un mayor movimiento de osos durante el invierno puede generar interacciones con la caza y otras actividades recreativas y deportivas en importante auge que se desarrollan en la montaña.

Las acciones del proyecto “Osos con Futuro”, cofinanciado por el programa europeo LIFE, se llevarán a cabo en 8 espacios de la Red Natura 2000. En el área de la subpoblación cantábrica occidental del oso en los espacios de Peña Ubiña, Caldoveiro, Montovo-La Mesa, Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias y Somiedo  en Asturias; y Alto Sil y Sierra de los Ancares, en León. En el área de la subpoblación oriental se realizarán en el espacio de la Montaña Palentina, en Palencia.

Plantación, restauración e investigación

El proyecto prevé la plantación, en varias fases, de 150.000 árboles y arbustos autóctonos productores de frutos carnosos en 225 pequeños bosquetes que ocuparán 155 hectáreas. A ellos se sumarán 25.000 castaños injertados con variedades autóctonas en otros 75 pequeños bosquetes que ocuparán 55 hectáreas y que, como los anteriores, se ubicarán en localizaciones escogidas considerando el impacto del cambio climático. Para ello y para otras acciones del proyecto se contará con la participación de investigadores de las universidades de Oviedo, Valladolid, Cantabria y Extremadura. También se contempla la restauración de sotos abandonados de castaños, a los que se aplicará un tratamiento para mejorar la producción de fruto y su resiliencia climática.

Además de las plantaciones, se realizará un estudio de la vulnerabilidad al cambio climático de las áreas más sensibles para la conservación del oso pardo, que será evaluado para su aplicación futura por dos grupos de trabajo con responsables de las administraciones regionales implicadas.

Las acciones del proyecto suponen, además, una oportunidad de promoción del desarrollo rural y de creación de puestos de trabajo vinculados a las acciones de  conservación de la naturaleza y la adaptación frente al cambio climático, con un gran potencial de ser replicados en toda el área de distribución del oso pardo cantábrico y otros territorios que se enfrentan a retos similares.

Campaña de información y sensibilización

La otra gran línea de acciones del proyecto se dirige a informar a los colectivos que desarrollan actividades en los montes oseros durante el invierno, fundamentalmente relacionados con la caza y los deportes de montaña. Se llevará a cabo una intensa campaña de encuentros con más de 100 asociaciones de cazadores y asociaciones de deportes de invierno para explicar los nuevos escenarios ante el cambio climático y concienciar de las implicaciones que ello tiene sobre la actividad de los osos.

La campaña se acompañará de audiovisuales, folletos explicativos y otros materiales de información y concienciación, que también se repartirán por establecimientos turísticos de áreas oseras.

Un proyecto coordinado

El proyecto “Osos con Futuro”, cofinanciado por el programa LIFE de la Unión Europea, se desarrollará hasta 2025. Está coordinado por la Fundación Oso Pardo y cuenta como socios con la Fundación Biodiversidad, del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y la Fundación Patrimonio Natural, de la Junta de Castilla y León. El Gobierno de Asturias es cofinanciador a través de la Dirección General del Medio Natural y Planificación Rural, de la Consejería de Desarrollo Rural, Agroganadería y Pesca.

Osos Cantábricos

Compartir esta publicación

La Fundación Oso Pardo pide la inadmisión de las solicitudes para implantar parques eólicos en Somiedo y Cangas del Narcea

La Fundación Oso Pardo pide la inadmisión de las solicitudes para implantar parques eólicos en Somiedo y Cangas del Narcea 1000 750 Fundación Oso Pardo

La Fundación Oso Pardo (FOP) ha solicitado a las administraciones estatal y asturiana la inadmisión a trámite de los parques eólicos “Carola” (90 MW), “Chagüetos” (60 MW), “Gobia” (100 MW) y sus infraestructuras de evacuación, situados en los concejos de Cangas del Narcea, Somiedo y Tineo (Asturias). La solicitud de autorización administrativa previa y de evaluación ambiental de los tres parques se encuentra en estos momentos en fase de información pública (BOE de 19 de febrero de 2021). Además, forman parte de un conjunto de cinco parques situados muy próximos, propuestos por la misma empresa promotora Green Capital Development XIII, S.L. y con infraestructuras comunes de acceso y de evacuación eléctrica, por lo que han de ser considerados como una actuación única a los efectos de su impacto sobre la biodiversidad, los hábitats, la Red Natura 2000 o el paisaje.

Estos parques eólicos no deberían ser aprobados, y ni siquiera sometidos a tramitación, porque no cumplen la normativa asturiana vigente, ya que su ubicación propuesta se encuentra dentro de la “zona de exclusión eólica” establecida en las Directrices Sectoriales de Ordenación del Territorio para el aprovechamiento de la energía eólica en Asturias. Se trata por lo tanto de un uso prohibido en dichas zonas. La exclusión viene motivada entre otras razones porque se encuentran dentro del área de distribución del oso pardo, muy próximos además a varias áreas críticas para la especie, e incluyen aerogeneradores e infraestructuras dentro de varios espacios de la Red Natura 2000 y de los Parques Naturales de Somiedo y de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias. Los instrumentos de gestión de ambos parques establecen que en esas zonas los parques eólicos son un uso prohibido.

El impacto ambiental de estos parques eólicos es severo, no solo individualmente sino también en conjunto. Se ubican en cordales montañosos de alta calidad para el oso pardo, en cuyas laderas se localizan todos los años osas con crías y en los que su construcción provocaría, además de un enorme impacto paisajístico, un incremento de accesibilidad y una pérdida de la calidad y tranquilidad necesaria, con el correspondiente efecto barrera para el oso y otras especies.

 Energías renovables respetuosas con la biodiversidad

Desde la Fundación Oso Pardo apostamos claramente por las energías renovables y por los compromisos adquiridos por nuestro país para reducir el efecto invernadero y hacer frente al cambio climático. Pero creemos y solicitamos que se realice una cuidadosa evaluación ambiental estratégica de las nuevas propuestas energéticas, y que los parques eólicos que se aprueben se ubiquen en los lugares en los que su impacto ambiental sea menor, excluyendo en todo caso el área de distribución del oso pardo y los espacios de la Red Natura 2000.

Parque Natural de Somiedo, Asturias, en uno de cuyos cordiales se ubicaría uno de los parques eólicos

Compartir esta publicación

DEPANA y la FOP exigiremos la reposición de Cachou con otro ejemplar y solicitaremos al juzgado nuevas actuaciones

DEPANA y la FOP exigiremos la reposición de Cachou con otro ejemplar y solicitaremos al juzgado nuevas actuaciones 940 707 Fundación Oso Pardo

El levantamiento parcial del secreto del sumario por la muerte del oso Cachou confirma que murió envenenado, evidencia la vinculación de parte de los investigados con la gestión del oso en la Val d´Aran, y deja trascender otros aspectos muy preocupantes que desafían el programa de recuperación del oso pardo en los Pirineos. Por ello, y como medida inicial e inmediata, DEPANA y la Fundación Oso Pardo (FOP), vamos a exigir a los órganos ambientales competentes de la Generalitat de Catalunya y del Conselh d´Aran que acuerden la reposición de Cachou con otro oso en 2021 para cubrir su pérdida.

Con respecto a las responsabilidades que puedan derivarse de la investigación, ambas organizaciones, que estamos personadas conjuntamente como acusación particular desde el 26 de mayo, vamos a solicitar al juzgado nuevas actuaciones, con la finalidad de reforzar las pruebas sobre los distintos grados de intervención de los ya investigados o de terceros. La solicitud será presentada la próxima semana,  y una vez concluida la investigación, que aún continúa en parte bajo secreto sumarial, concretaremos las acusaciones a los investigados y también la exigencia de responsabilidad civil por los graves perjuicios ocasionados a la conservación de la especie.

Desde el primer momento, tras conocerse la aparición del cadáver de Cachou en la Val d´Aran el pasado mes de abril, DEPANA y la FOP hemos sido taxativos en la necesidad de disponer de los resultados de la necropsia completa y los análisis toxicológicos para poder emitir cualquier pronunciamiento riguroso. Así lo manifestamos y solicitamos tanto públicamente como en la personación ante el juzgado, que en sus investigaciones los considera una pieza clave.  Los resultados toxicológicos realizados son concluyentes en este sentido, pues se confirma la muerte provocada por una dosis letal de etilenglicol.

Del estudio preliminar que hemos realizado de los más de 600 folios de actuaciones sobre las que se ha levantado el secreto del sumario, también queremos destacar la preocupación por que sean precisamente las personas que tenían acceso a la localización por GPS del oso Cachou, por su trabajo en la administración ambiental, las que sean investigadas por su presunta participación en la muerte del animal. Independientemente de la confirmación de estos hechos, consideramos que debe plantearse desde ahora mismo un refuerzo en el control y custodia de la información sensible sobre el seguimiento de los osos, y quizás incluso un cambio en el protocolo de seguimiento de los osos.

Agentes ambientales inspeccionando el cadaver de Cachou en la Val d´Aran, en abril

Compartir esta publicación
osa muerta Montaña Palentina

La FOP inicia acciones legales por la muerte de dos osas en sendas cacerías de la Montaña Palentina y el Pirineo aragonés. Noviembre

La FOP inicia acciones legales por la muerte de dos osas en sendas cacerías de la Montaña Palentina y el Pirineo aragonés. Noviembre 1920 1080 Fundación Oso Pardo

La Fundación Oso Pardo (FOP) ha iniciado ya acciones legales para pedir el esclarecimiento de la muerte a tiros de dos hembras de oso pardo durante la jornada de ayer, ambas en el transcurso de cacerías de jabalís. Una de ellas fue abatida en el Parque Natural de la Montaña Palentina por un cazador que, al parecer, la confundió con un jabalí. La segunda osa muerta se trata de Sarousse, reintroducida en los Pirineos franceses en 2006, y establecida en la Ribagorza aragonesa desde 2010 en donde fue tiroteada también por otro cazador que ha alegado defensa propia.

La FOP ha solicitado a las Fiscalías Superiores de Justicia de Castilla y León y de Aragón que ordenen el inicio urgente de Diligencias de Investigación para asegurar la obtención de todas las pruebas necesarias que permitan aclarar lo sucedido y comprobar si hay responsabilidad penal en los actos de caza mencionados y ello con todas las garantías procesales requeridas. No debe olvidarse que los actos de caza de especies en peligro de extinción pueden conllevar penas de hasta dos años de privación de libertad, y tres años, si es un espacio natural protegido; además de graves inhabilitaciones. Quizás sea el momento de plantearse el agravamiento de las penas de estos delitos, a la vista de la reiteración de estas muertes en circunstancias similares.

Además, la FOP se personará esta semana en calidad de acusación popular en las diligencias previas que se están instruyendo en los juzgados de primera instancia e instrucción de Cervera de Pisuerga y Boltaña en relación a estos hechos.

Hay que recordar que en los Pirineos, sólo en este año, se ha conocido la muerte de tres osos por causas humanas: el macho Gribouille, abatido por disparos en junio en Ariege (Francia), el macho Cachou muerto por posible envenenamiento en la Val d´Arán, y aún bajo secreto de sumario (la FOP se encuentra personada), y la hembra Sarousse, muerta ayer. Resulta inadmisible un balance semejante dentro de una población de osos de tan solo una cincuentena de ejemplares, fruto, además, de un programa europeo de recuperación.

En el caso de la Montaña Palentina, se trata del tercer oso tiroteado por cazadores locales en los últimos años, debido supuestamente a confusiones con jabalíes. Y aunque se trate de un escenario geográfico diferente, Sarousse también ha muerto durante la celebración de una cacería. Una situación que exige cambios de calado en la práctica de la caza en zonas oseras, tal y como que venimos planteando en las mesas de trabajo con la administración, en concreto con la castellano y leonesa en los últimos dos años. La FOP considera ineludible que el compromiso de los cazadores en zonas oseras sea firme y formal, es decir, que cada cazador participante reconozca por escrito que es conocedor de las buenas prácticas a seguir en un área con presencia de osos, y se atenga a las consecuencias de no cumplirlo. La FOP comenzará las gestiones de forma inmediata y las extenderá a las administraciones del ámbito pirenaico, así como a mesas de trabajo con la Real Federación Española de Caza para mejorar la formación y la sensibilización de los cazadores.

Por otra parte, algunas voces están reclamando la prohibición de la caza en zonas oseras. Queremos manifestar al respecto que no es un escenario realista debido a la extensa área, de miles de km2, por la que se distribuye la especie actualmente.

También es importante subrayar que uno de los motores fundamentales de la recuperación del oso pardo cantábrico ha sido el diálogo permanente y el acuerdo con los habitantes del territorio; con todos los sectores que integran el medio rural, entre ellos el de la caza. Esta es una realidad incontestable que es reconocida internacionalmente como un éxito de conservación, y que requiere por parte del conjunto de la sociedad una respuesta alejada de argumentos polarizados.

osa muerta Montaña Palentina

Imagen de la osa abatida este domingo de un disparo en Fuentes Carrionas. Foto:GUARDIA CIVIL DE PALENCIA. distribuida por la agencia Europa Press

Compartir esta publicación
cuadrillas plantaciones Courel 2020

50 mil frutales más para el oso en Courel. Noviembre 2020

50 mil frutales más para el oso en Courel. Noviembre 2020 800 534 Fundación Oso Pardo

Este mes de noviembre la Fundación Oso Pardo ha iniciado una nueva campaña de plantación de bosquetes de mejora del hábitat osero en la Serra do Courel dentro del proyecto LIFE Oso Courel. Las plantaciones se van a realizar en fincas y Montes Vecinales en Mano Común de los concellos de Folgoso do Courel, Quiroga y Samos, previo acuerdo con los responsables y propietarios y la obtención de las correspondientes autorizaciones ambientales.

Desde el mes de octubre, una máquina retroaraña está realizando los trabajos de ahoyado y preparación del suelo para garantizar la buena implantación de los árboles y arbustos, sin afectar a la vegetación existente. Y en noviembre han comenzado a trabajar diez personas desempleadas de los concellos del proyecto LIFE Oso Courel, que han sido contratadas para formar dos cuadrillas de trabajo dotadas con vehículos todoterrenos, remolque y herramientas. Los trabajos se extenderán hasta marzo de 2021. Se pretende plantar más de 50.000 cerezos, arraclanes, manzanos, mostajos y otros árboles y arbustos autóctonos productores de fruto, formando pequeños bosquetes de enriquecimiento del hábitat, que se sumarán a los 55.000 ya plantados en el otoño e invierno anterior. Las plantas proceden de las semillas recogidas por los técnicos del proyecto LIFE en la zona, que fueron sembradas en viveros colaboradores y una parte de las plantas ha sido producida en el Vivero Forestal de Os Trollos (Bóveda, Lugo), perteneciente a la Consellería de Medio Rural de la Xunta de Galicia.

“Esta acción contribuirá a aumentar la disponibilidad de recursos para el oso y otras especies en el Courel, pero además favorecerá la cobertura forestal, la captación de carbono y la protección del suelo de los montes y la creación de empleo local” señala Fernando Ballesteros, coordinador del proyecto LIFE, “es una buena prueba de que la presencia del oso pardo contribuye al desarrollo rural”.

El estado de alarma y la situación provocada por la pandemia obliga a desarrollar los trabajos con todas las garantías de seguridad y salud para los trabajadores. El LIFE Oso Courel, que finalizará en la primavera de 2021, es un proyecto financiado por la Comisión Europea y desarrollado por la Fundación Oso Pardo, la Asociación Galega de Custodia do Territorio y la Xunta de Galicia, con el apoyo de la Fundación Biodiversidad y la empresa Naturgy, con el objetivo de favorecer la convivencia entre osos y humanos en la Serra do Courel.

Plantaciones Courel Noviembre 2020

Estado de una de las plantaciones realizadas anteriormente por el proyecto LIFE Oso Courel en la campaña 2019-2020

Compartir esta publicación

El comportamiento de nuestros osos es normal y no existe motivo para la alarma

El comportamiento de nuestros osos es normal y no existe motivo para la alarma 800 600 Fundación Oso Pardo

Ante algunas noticias aparecidas en los medios que recogen  declaraciones de vecinos de zonas oseras occidentales (Cordillera Cantábrica) afirmando que “los osos campan por el medio de la población” y que “se pasean por los pueblos” como si fueran personas, la Fundación Oso Pardo (FOP) queremos dejar claro que esto no es cierto y que no hay motivo para ninguna alarma. El comportamiento de los osos no ha cambiado.

Los osos se sienten muy atraídos por la fruta y la miel, y eso hace que algunos ejemplares se acerquen a los alrededores de casas pegadas al bosque o de pequeños pueblos enclavados en la montaña para alimentarse de cerezas, manzanas o ciruelas. Estas incursiones suelen ser nocturnas, ya que los osos rehúyen la presencia humana. Los daños en los frutales son pagados además por la administración correspondiente.

Estos comportamientos se han producido siempre, y los vecinos lo saben. Es lógico que con la recuperación de la especie en la Cordillera Cantábrica ahora sean más frecuentes y visibles. También es más habitual que acaben siendo públicos debido al auge de las redes sociales. El caso mediático más reciente se ha producido en Orallo, pedanía del municipio leonés de Villablino, donde un vecino grabó la pasada semana desde su ventana a un joven oso accediendo a los ciruelos de su finca inmediata a un robledal, y cómo huye al ser descubierto. En contraste con las declaraciones alarmistas, este vecino colgó las imágenes en las redes junto al comentario “Despertar a las 7,45 y ver esto desde la ventana, la verdad es precioso”.

Otra cosa es que debemos estar atentos a que ningún ejemplar se habitúe a alimentarse en un entorno humano sin importarle la presencia de personas a pocos metros, sea en los frutales o en las basuras. Este es un riesgo que existe en todas las poblaciones de osos de mundo, y aunque este comportamiento es la excepción, puede ocurrir con ejemplares jóvenes o con osas con crías que buscan comida fácil. En la Cordillera Cantábrica ya hemos tenido algún caso esporádico en localidades occidentales de León y Asturias. El primero ocurrió en el pueblo somedano de Castro en 2014 donde un joven oso comía higos y manzanas al lado de las casas y toleraba la presencia de turistas y vecinos a pocos metros. Fueron necesarias 3 ó 4 intervenciones diarias con voces fuertes y petardos durante tres jornadas para disuadirle.

En Asturias y en Castilla y León existen patrullas especializadas para evitar estos casos. Actúan siguiendo el Protocolo de Intervención con Osos en la Cordillera Cantábrica, aprobado el 24 de enero de 2019 por la Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad, de la que forman parte las comunidades autónomas además de la administración central.

Tal y como se especifica en el protocolo, un oso habituado “es un oso que de manera recurrente accede a zonas habitadas en busca de recursos tróficos accesibles como por ejemplo huertas o contenedores de basura y no presentan respuesta de huida ante la presencia humana”. El protocolo también aclara que “la aproximación temporal a zonas habitadas en los desplazamientos habituales de un oso o en la búsqueda de recursos tróficos y los encuentros a poca distancia sin huida inmediata del animal no se considerará como comportamientos de osos habituados.”

Cuando un ejemplar comienza a comportarse de la forma familiar descrita es cuando intervienen los equipos especializados para disuadirle e intentar que modifique dicho comportamiento.

Insistimos en que estos casos son excepcionales, como igualmente es poco habitual que un oso cruce las calles de pequeños pueblos enclavados entre bosques y montañas. Los pocos casos constatados (alguno filmado), han ocurrido aprovechando la  tranquilidad de las horas nocturnas. Esto no es motivo de alarma y desde luego no justifica declaraciones alarmistas.

En la FOP entendemos que es necesaria una continua información sobre estos aspectos a los habitantes de los territorios oseros. En este sentido ya en 2017 tuvo lugar un ciclo de jornadas informativas organizadas por el Gobierno del Principado de Asturias, la Fundación Oso de Asturias (FOA) y la FOP que se desarrolló durante tres meses en 12 concejos asturianos, abiertas a todos los vecinos.

Los osos siempre han vivido en la Cordillera Cantábrica en armonía con sus pobladores, demostrando que es perfectamente posible la convivencia y que además la presencia del oso es un activo que contribuye a la economía local.

Oso cantábrico subadulto

Compartir esta publicación
WordPress Image Lightbox Plugin