Actualidad

El comportamiento de nuestros osos es normal y no existe motivo para la alarma

El comportamiento de nuestros osos es normal y no existe motivo para la alarma 800 600 Fundación Oso Pardo

Ante algunas noticias aparecidas en los medios que recogen  declaraciones de vecinos de zonas oseras occidentales (Cordillera Cantábrica) afirmando que “los osos campan por el medio de la población” y que “se pasean por los pueblos” como si fueran personas, la Fundación Oso Pardo (FOP) queremos dejar claro que esto no es cierto y que no hay motivo para ninguna alarma. El comportamiento de los osos no ha cambiado.

Los osos se sienten muy atraídos por la fruta y la miel, y eso hace que algunos ejemplares se acerquen a los alrededores de casas pegadas al bosque o de pequeños pueblos enclavados en la montaña para alimentarse de cerezas, manzanas o ciruelas. Estas incursiones suelen ser nocturnas, ya que los osos rehúyen la presencia humana. Los daños en los frutales son pagados además por la administración correspondiente.

Estos comportamientos se han producido siempre, y los vecinos lo saben. Es lógico que con la recuperación de la especie en la Cordillera Cantábrica ahora sean más frecuentes y visibles. También es más habitual que acaben siendo públicos debido al auge de las redes sociales. El caso mediático más reciente se ha producido en Orallo, pedanía del municipio leonés de Villablino, donde un vecino grabó la pasada semana desde su ventana a un joven oso accediendo a los ciruelos de su finca inmediata a un robledal, y cómo huye al ser descubierto. En contraste con las declaraciones alarmistas, este vecino colgó las imágenes en las redes junto al comentario “Despertar a las 7,45 y ver esto desde la ventana, la verdad es precioso”.

Otra cosa es que debemos estar atentos a que ningún ejemplar se habitúe a alimentarse en un entorno humano sin importarle la presencia de personas a pocos metros, sea en los frutales o en las basuras. Este es un riesgo que existe en todas las poblaciones de osos de mundo, y aunque este comportamiento es la excepción, puede ocurrir con ejemplares jóvenes o con osas con crías que buscan comida fácil. En la Cordillera Cantábrica ya hemos tenido algún caso esporádico en localidades occidentales de León y Asturias. El primero ocurrió en el pueblo somedano de Castro en 2014 donde un joven oso comía higos y manzanas al lado de las casas y toleraba la presencia de turistas y vecinos a pocos metros. Fueron necesarias 3 ó 4 intervenciones diarias con voces fuertes y petardos durante tres jornadas para disuadirle.

En Asturias y en Castilla y León existen patrullas especializadas para evitar estos casos. Actúan siguiendo el Protocolo de Intervención con Osos en la Cordillera Cantábrica, aprobado el 24 de enero de 2019 por la Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad, de la que forman parte las comunidades autónomas además de la administración central.

Tal y como se especifica en el protocolo, un oso habituado “es un oso que de manera recurrente accede a zonas habitadas en busca de recursos tróficos accesibles como por ejemplo huertas o contenedores de basura y no presentan respuesta de huida ante la presencia humana”. El protocolo también aclara que “la aproximación temporal a zonas habitadas en los desplazamientos habituales de un oso o en la búsqueda de recursos tróficos y los encuentros a poca distancia sin huida inmediata del animal no se considerará como comportamientos de osos habituados.”

Cuando un ejemplar comienza a comportarse de la forma familiar descrita es cuando intervienen los equipos especializados para disuadirle e intentar que modifique dicho comportamiento.

Insistimos en que estos casos son excepcionales, como igualmente es poco habitual que un oso cruce las calles de pequeños pueblos enclavados entre bosques y montañas. Los pocos casos constatados (alguno filmado), han ocurrido aprovechando la  tranquilidad de las horas nocturnas. Esto no es motivo de alarma y desde luego no justifica declaraciones alarmistas.

En la FOP entendemos que es necesaria una continua información sobre estos aspectos a los habitantes de los territorios oseros. En este sentido ya en 2017 tuvo lugar un ciclo de jornadas informativas organizadas por el Gobierno del Principado de Asturias, la Fundación Oso de Asturias (FOA) y la FOP que se desarrolló durante tres meses en 12 concejos asturianos, abiertas a todos los vecinos.

Los osos siempre han vivido en la Cordillera Cantábrica en armonía con sus pobladores, demostrando que es perfectamente posible la convivencia y que además la presencia del oso es un activo que contribuye a la economía local.

Oso cantábrico subadulto

Compartir esta publicación

Avance en los métodos de análisis genético de las poblaciones de osos

Avance en los métodos de análisis genético de las poblaciones de osos 1106 829 Fundación Oso Pardo

La Fundación Oso Pardo (FOP) ha participado junto a la Universidad de Oviedo, la Universidad de O Porto (CIBIO-InBIO, Portugal) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (IREC-CSIC) en una investigación en la que se ha comparado dos técnicas diferentes de análisis genético a partir de muestras no invasivas (pelos y heces). El trabajo, que se ha realizado en la subpoblación cantábrica oriental de osos, determina la efectividad de ambas técnicas, e incluye una metodología estadística para estimar las poblaciones. Se acaba de publicar en la revista Biological Conservation. 

Puedes encontrar más datos en la nota de prensa de la Universidad de Oviedo pinchando sobre la imagen

Pantallazo Nota Prensa Uniovi

 

También puedes acceder aquí al resumen del trabajo en la revista Biological Conservation (en inglés):

Pantallazo Biological Conversation

Compartir esta publicación

Este verano, montes oseros sin basuraleza. No dejes Huella.

Este verano, montes oseros sin basuraleza. No dejes Huella. 4878 3423 Fundación Oso Pardo

Las medidas de precaución para evitar contagios del covid-19 hacen muy atractivo este verano el turismo de naturaleza como alternativa a destinos tradicionalmente masificados. Desde la Fundación Oso Pardo (FOP) consideramos positiva esta actividad como fuente de recursos para las economías locales del medio rural siempre que se desarrolle de forma sostenible. Por eso, como colaboradores del Proyecto LIBERA, de SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes, hacemos un llamamiento a los visitantes de los espacios naturales para que extremen el cuidado en no abandonar residuos en ellos, de ningún tipo, y sigamos manteniendo la extraordinaria calidad ambiental que caracteriza a los territorios oseros.

Abandonar basura en la naturaleza, concepto para el que se ha acuñado el término #basuraleza, no es solo un problema estético y ético, también se convierte en causa de contaminación que altera nuestro capital natural, como el agua de los ríos, y puede llegar a afectar a la flora y la fauna de nuestros montes. Durante la última edición de la campaña de ciencia ciudadana 1m2 por el campo, los bosques y el monte, organizada por LIBERA en diciembre de 2019, y en la que participó la FOP, se retiraron y caracterizaron 4 toneladas de basura de espacios naturales de 47 provincias. Botellas de plástico, latas y piezas pequeñas de plástico fueron los principales residuos encontrados. El volumen de colillas que acaban en los montes también representa una grave amenaza debido a que contienen sustancias como cadmio, arsénico, nicotina o tolueno, capaces de contaminar 50 litros de agua por cada colilla abandonada, además de ser posible origen de incendios.

Resulta fundamental que los usuarios de los espacios naturales sean conscientes del perjuicio que acarrea el abandono de cualquier residuo y se conciencien de llevarlos consigo hasta finalizar la actividad. Igualmente es importante depositar cada resto en el contenedor correspondiente para su posterior tratamiento o reciclado.

Tampoco se deben abandonar restos de alimentos

Existe una tendencia a considerar que el abandono en el campo de los restos del pícnic o del bocadillo no representan un problema por su carácter orgánico, fácilmente biodegradable. Incluso se contempla como un suplemento aprovechable por los animales silvestres. Sin embargo esto tampoco es una buena idea pues puede llegar a alterar el compartamiento de algunas especies, haciéndolas dependientes de los recursos humanos, y en algunos casos acarrearles la muerte.

Los osos pardos se encuentran entre los animales oportunistas que aprovechan cualquier fuente de alimento fácil. También son criaturas de hábitos, que volverán a aquellos lugares en donde hayan encontrado esos recursos. En España no existe actualmente un problema con osos habituados a las basuras humanas, como ocurre con los osos negros de Norteamérica, pero precisamente por ello es importante prevenir.

No debemos abandonar restos de comida en general, y en particular en espacios y merenderos ubicados en entornos naturales en donde puede acumularse una mayor cantidad de desechos de fácil acceso para los animales salvajes. Estos encuentran alimento suficiente en el medio natural y no necesitan nuestra comida.

Excursionistas en montes oseros

Compartir esta publicación

Primer caso documentado en la Cordillera Cantábrica: un oso macho mata a una osa durante un intento de infanticidio y se alimenta de ella

Primer caso documentado en la Cordillera Cantábrica: un oso macho mata a una osa durante un intento de infanticidio y se alimenta de ella 1858 1076 Fundación Oso Pardo

La muerte se produjo mientras la osa peleaba en defensa de su cría, nacida en enero de este año. En la época de celo, algunos osos macho intentan matar a los oseznos cuando localizan a una osa con crías del año para reproducirse con la madre. El infanticido de los oseznos, que resulta emocionalmente duro e incomprensible, no deja de ser parte del funcionamiento de la naturaleza, y en el caso de los osos, incluso hemos podido comprobar que es la principal causa de mortalidad de los cachorros en su primer año y medio de vida en la Cordillera Cantábrica.

Pero en este caso, es la primera vez que se documenta la muerte de la osa. Os contamos cronológicamente los acontecimientos, cuyo seguimiento se ha realizado por la FOP en coordinación con el Principado de Asturias:

– 20 de mayo: la osa y su cría son localizadas por una Patrulla de la FOP durante los trabajos habituales de búsqueda y seguimiento de osas con crías,
– 27 de mayo: observamos a un macho intentando acercarse a la hembra y su cría, que se mantenían refugiadas en una zona muy escarpada,
– 31 de mayo: tres observadores particulares presencian un nuevo acercamiento del macho, que derivó en una pelea cuando la hembra defendió a su cría, y acabó con la muerte de la osa.

Después de entrevistar a los observadores, y desde el día siguiente al ataque, equipos de la FOP han realizado un seguimiento continuado (del amanecer al oscurecer y todos los días) para recoger toda la información necesaria y de manera detallada. En los nueve días siguientes hasta hoy, el macho ha permanecido en la zona alimentándose del cadáver de la osa, que ha tapado con brezos y tierra para protegerlo de otros carroñeros. La cría, que sobrevivió al ataque, ha sido vista con vida esporádicamente durante tres días, hasta el 3 de junio en una zona inaccesible para el macho, que ha intentado acercarse a ella en una ocasión. Desde entonces no ha podido observarse y no sabemos cómo se encuentra.

Hay que señalar que parte del éxito de esta estrategia evolutiva para los machos es que la osa permanezca viva y entre de nuevo en celo, y hemos observado varias veces como los osos rechazan los ataques de las hembras y evitan entrar en la pelea con ellas. Sin embargo, el hecho de que en la intensa refriega se pueda producir la muerte de la osa sí ha sido observado en Escandinavia en tres ocasiones, y una vez en los Alpes italianos.

No nos sorprende que el oso, como buen oportunista que es, aproveche la carroña del cadáver de la osa. En este caso, el seguimiento ha permitido comprobar la larga permanencia del macho junto a la carroña, recuperándose probablemente del desgaste energético del celo, así como el intento de acercamiento a la cría viva.

Toda la información obtenida ha sido compartida diariamente con los guardas y técnicos de la Dirección General del Medio Natural del Principado de Asturias.

Acceder al vídeo pinchando en la imagen:

 

 

Compartir esta publicación

Día Mundial de la Biodiversidad ¡Reconéctate con lo auténtico!

Día Mundial de la Biodiversidad ¡Reconéctate con lo auténtico! 1287 727 Fundación Oso Pardo

Seis Fundaciones para la Conservación de la Naturaleza de ámbito nacional hemos elaborado este vídeo para promocionar la biodiversidad española como motor de desarrollo en el complicado escenario económico en el que nos encontramos. Nuestra Naturaleza no es sólo un recurso en si mismo, sino la base de otros elementos como la gastronomía, la cultura y el paisaje.

POR ESO LA INVITACIÓN ES: EN VEZ DE VOLVER A LA NORMALIDAD, VOLVAMOS A LA NATURALIDAD. ESTE VERANO ¡RECONÉCTATE CON LO AUTÉNTICO!

Compartir esta publicación

Plantados 55.000 árboles para mejorar el hábitat del oso en Courel

Plantados 55.000 árboles para mejorar el hábitat del oso en Courel 2005 1339 Fundación Oso Pardo

Este mes de abril de 2020 finaliza la campaña de plantaciones de bosquetes de mejora del hábitat osero en la Serra do Courel, desarrollada por la Fundación Oso Pardo (FOP) dentro del proyecto LIFE Oso Courel. Las plantaciones se han realizado en ocho Montes Vecinales en Mano Común de los concellos de Folgoso do Courel y Quiroga y otros terrenos, previo acuerdo con los responsables y propietarios de los montes y obtención de las correspondientes autorizaciones ambientales y forestales. Para las actuaciones de plantación se ha contratado a desempleados de la zona.

La campaña ha constado de una serie de actuaciones progresivas a lo largo de varios meses. Desde noviembre de 2019 dos máquinas retroarañas han estado realizando los trabajos de ahoyado y preparación del suelo para garantizar la buena implantación de los árboles y arbustos. En enero de 2020 se seleccionaron mediante convocatoria pública diez personas desempleadas locales de los concellos del proyecto LIFE Oso Courel, que han sido contratadas para la formación de dos cuadrillas de trabajo, a las que se ha dotado con vehículos todoterrenos, remolque y material y herramientas de trabajo. Entre febrero y abril las cuadrillas han plantado 55.000 árboles y arbustos autóctonos formando pequeños bosquetes de enriquecimiento y mejora del hábitat.

 

Cuadrillas integradas por trabajadores locales en las labores de plantación

 

La plantación se ha realizado con los plantones procedentes de las semillas recogidas por los técnicos del proyecto LIFE en las mismas zonas, y posteriormente sembradas y cuidadas en viveros colaboradores del proyecto. Una parte importante de las plantas han sido producidas en el Vivero Forestal de Os Trollos (Bóveda, Lugo), perteneciente a la Consellería de Medio Rural de la Xunta de Galicia. Las especies utilizadas en las plantaciones han sido principalmente cerezo (Prunus avium) y arraclán (Frangula alnus), aunque también se ha plantado abedul (Betula alba), manzano silvestre (Malus sylvestris), mostajo (Sorbus aria) y serbal (Sorbus aucuparia).

Además de mejorar el hábitat para el oso pardo y el resto de la biodiversidad, estas acciones contribuyen a incrementar la cobertura forestal y la calidad ambiental de los montes vecinales, aumentando el valor de los servicios ecosistémicos que producen estos montes, como la captación de carbono o la conservación de recursos hidrológicos.

El estado de alarma decretado por el Gobierno como consecuencia de la pandemia de covid-19 ha obligado a establecer medidas de control y a la parada temporal de los trabajos durante la restricción a las labores no esenciales. La actividad se retomó posteriormente una vez establecidas las medidas necesarias de protección y prevención de contagio y el distanciamiento entre los trabajadores en las zonas de plantación. La colaboración de los trabajadores en el desempeño de las labores con las máximas garantías de seguridad sanitaria ha sido fundamental para poder finalizar esta campaña sin incidentes. Los trabajos continuarán en otoño de 2020 para seguir plantando en nuevas zonas de interés y cumplir los objetivos del proyecto LIFE.

El LIFE Oso Courel es un proyecto financiado por la Comisión Europea, que está siendo desarrollado entre 2016 y 2020 por la Fundación Oso Pardo, la Asociación Galega de Custodia do Territorio y la Xunta de Galicia, con el apoyo de la Fundación Biodiversidad y la empresa Naturgy, con el objetivo de favorecer la convivencia entre osos y humanos en la Serra do Courel, zona de reciente expansión de la especie.

Compartir esta publicación

52 osos detectados en los Pirineos en el censo provisional de 2019

52 osos detectados en los Pirineos en el censo provisional de 2019 1920 1080 Fundación Oso Pardo

El censo provisional de osos de 2019 para Pirineos cifra un mínimo de 52 osos, de ellos 4 son hembras con 8 crías nacidas en el año. Suman 3 ejemplares más que en el censo revisado de 2018.  Se dan por muertos cuatro ejemplares. Hay que tener en cuenta que el próximo año, además de realizar el nuevo censo anual, se revisarán los datos de 2019 para incorporar algún individuo que no se hubiera detectado.

Los resultados del censo se obtienen por observaciones, huellas, fotos y análisis genéticos. Cada año se realiza el censo provisional de los ejemplares del año anterior, denominado Mínimo de Efectivos Detectados (EMD), a partir del conjunto de indicios. Y a su vez se revisan los datos de dos años antes para incluir los ejemplares que no se hubieran detectado, y obtener el censo revisado, el denominado Mínimo de Efectivos Revisado (EMR)

Sobre EMD y EMR:

EMD = número de individuos detectados cada año (un oso muerto durante el año se cuenta) 

EMR= el efectivo mínimo detectado de los años anteriores es revisado si aparecen nuevas informaciones (por ejemplo, individuos no detectados el año n-1, pero detectados el año n, o la presencia de individuos contabilizados por error el año n-1 o más).
« Oso desaparecido » = no detectado durante al menos dos años.

 

*Efectivos Mínimos Detectados en 2019. Fuente GSTOP

 

El área total de presencia del oso en los Pirineos es de aproximadamente 10.400 km2, 3.000 km2 más que en 2018 y 5.400 km2 más que en 2017. El oso Goiat es en gran parte responsable de este fuerte aumento con grandes movimientos hacia el sur entre Cataluña y Aragón durante el período de celo.

 

Distribución de los osos en los Pirineos en 2019

 

Los resultados del censo se elaboran anualmente de forma coordinada por los miembros del “Grupo de Seguimiento Transfronterizo del Oso pardo en los Pirineos” GSTOP.  Este grupo está integrado por los equipos de Francia, Andorra, Valle de Arán, Navarra, Aragón, Cataluña y la Fundación Oso Pardo (FOP). En esta ocasión la puesta en común de los datos se ha realizado de manera telemática, debido a las normas de confinamiento derivadas de la COVID-19.

 

Osa Caramellita con sus crías en 2016. Foto Piroslife

Compartir esta publicación

La muerte del oso Cachou solo debe analizarse a la luz de la necropsia completa

La muerte del oso Cachou solo debe analizarse a la luz de la necropsia completa 1600 1200 Fundación Oso Pardo

Las causas de la muerte del oso Cachou no se aclararán con especulaciones. Sólo el conocimiento obtenido a partir de la evidencia científica podrá ofrecer conclusiones rigurosas y sólidas. Por ello, la Fundación Oso Pardo (FOP) esperará a los resultados de la necropsia completa que realiza la Universidad Autónoma de Barcelona y a los correspondientes análisis toxicológicos, que pedimos que sean rigurosos y exhaustivos para conocer con precisión todos los factores que han podido provocar la muerte del oso. Siendo conscientes de la excepcionalidad que vivimos a causa de la COVID-19, confiamos en que dicho proceso se resuelva con la mayor rapidez posible. Aventurar ahora hipótesis sustentadas en fotografías solo puede generar confusión y no ayuda a la conservación del oso pardo en los Pirineos.

 

Con respecto a la protección del ganado ante los ataques de osos, conviene recordar que las medidas destinadas al ganado gregario, ovejas y cabras, están funcionando muy bien, y los datos así lo avalan. Estas medidas son: la agrupación de rebaños, la contratación de pastores y el uso de cercados de protección y perros de guardia (el Montaña de Pirineos). En la FOP hemos participado activamente en el marco del proyecto Piroslife en su desarrollo en los Pirineos centrales, y hemos podido constatar su eficacia y cómo han contribuido a una reducción muy importante de los daños al ganado.

En el caso del ganado mayor, bovino y caballar, que pastan en los puertos de montaña durante los meses estivales en régimen extensivo y de pastoreo libre, es más difícil aplicar medidas de prevención, y ante los casos poco habituales de osos que depreden reiteradamente sobre este tipo de ganado, como Cachou y Goiat, las administraciones debe intervenir para intentar que desistan de este comportamiento.

 

Técnicas de disuasión y condicionamiento aversivo

 El Protocolo de Intervención con Osos en los Pirineos, aprobado en octubre de 2018, define que ante un oso considerado como reiteradamente depredador del ganado deben aplicarse medidas de condicionamiento aversivo. El condicionamiento aversivo es un proceso para conseguir, mediante técnicas de disuasión, que el oso abandone un comportamiento problemático.

En función de sus resultados y de la evolución de la situación, si el oso no responde a las medidas, se podría llegar a producir su retirada de la población. Por eso, desde la FOP opinamos que antes de llegar a la retirada de ejemplares, y para reducir el nivel de conflicto y favorecer la coexistencia de los osos y las actividades ganaderas, es pertinente evaluar la utilidad de diferentes procedimientos habituales de disuasión y condicionamiento aversivo (como uso de pirotecnia, disparos de balas de goma, etc.) y también procedimientos innovadores (como dispositivos electrificados, collares electrónicos o aversión química) de manera experimental en condiciones de campo y con un control y seguimiento científico muy detallado y riguroso. Estas técnicas de disuasión se están probando y utilizando en muchos lugares del mundo con criterios de eficacia, seguridad y bienestar animal para contribuir a reducir los conflictos entre ganadería y depredadores y facilitar la tan ansiada coexistencia. La experimentación y uso de estos procedimientos tienen que ir necesariamente asociados a una evaluación y seguimiento científicos.

En el caso de la aversión química, que se basa en el uso de sustancias químicas para producir un efecto negativo no severo (vómitos, diarrea) en un animal depredador, que provoque su rechazo sobre un tipo de presa, deben evaluarse muy bien las sustancias a utilizar y sus dosis, para evitar riesgos para el oso y de consumo accidental por otras especies, así como ingestiones repetidas o sobredosificación. En el caso concreto de su utilización para reducir la depredación de osos, se han realizado algunas experiencias hasta la fecha pero son insuficientes para obtener conclusiones robustas, por lo que descartar o no esta medida de aversión requiere una evaluación experimental adecuada.

 La aplicación de todos estos procedimientos de disuasión con osos radiomarcados es una garantía de seguridad para monitorizar adecuadamente el comportamiento del oso y sus respuestas a las medidas de aversión

Compartir esta publicación

Aparecen los restos de un oso pardo en la Montaña Palentina y el cadáver del oso Cachou en los Pirineos

Aparecen los restos de un oso pardo en la Montaña Palentina y el cadáver del oso Cachou en los Pirineos 914 652 Fundación Oso Pardo

En el plazo de cuatro días han sido localizados dos osos muertos, uno en el municipio palentino de Cervera de Pisuerga, y otro en el municipio de Les, en la Val d’Aran. Los restos del primero se encontraban ya esqueletizados, mientras que el cuerpo de Cachou fue recogido intacto tras comprobarse por las señales de su collar emisor que llevaba varios días sin moverse de una misma localización.

Los restos del oso de la Montaña Palentina fueron localizados el lunes 6 de abril

El miércoles 8 de abril la Junta de Castilla y León informó a través de la web de la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León que personal de la Junta había localizado dos días antes  los restos esqueletizados de un ejemplar adulto de oso pardo cantábrico en el municipio palentino de Cervera de Pisuerga. Agentes medioambientales y celadores, junto a agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, procedieron un día después, el martes 7 de abril, al levantamiento de los restos para que se le pueda practicar la necropsia que determinará las causas de la muerte. Los restos han sido trasladados al Centro de Recuperación de Animales Silvestres de Valladolid dependiente de la Junta de Castilla y León, donde en los próximos días se practicará la necropsia.

Pinchando en la foto se accede a la nota publicada en la web de la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León.

Un agente medioambiental de la Junta y un agente del SEPRONA recogen los restos esqueletizados del oso. Foto:Junta de Castilla y León

 

El cadáver de Cachou, localizado el 9 de abril

El jueves 9 de abril el Conselh Generau d’Aran informó en su web del hallazgo y levantamiento del cuerpo de Cachou, que se encontraba intacto: «Después de comprobar que el animal llevaba días inmóvil en una zona de Soberpera (término municipal de Les, en la Val d’Aran), una patrulla de Agentes de Medio Ambiente encontró el cadáver en una zona de difícil acceso, de donde fue rescatado para realizar la oportuna necropsia y conocer así la causa de su muerte que por el momento es desconocida». La nota informativa señalaba el traslado del cuerpo al Servicio de Ecopatología de Fauna Salvaje de la Universidad Autónoma de Barcelona para la realización de dicha necropsia. En el rescate colaboraron Agents Rurals de la Generalitat de Catalunya.

Cachou era un oso nacido en Pirineos en el año 2015. Al descender del macho esloveno Balou, su genética era muy valiosa para romper el monopolio derivado de Pyros, padre, abuelo y bisabuelo de la mayoría de los osos pirenaicos. Pero Cachou también era conocido, junto a otro macho, Goiat, por tener un comportamiento muy depredador sobre el ganado, incluyendo el caballar. En la primavera de 2019 había sido radiomarcado con GPS para ser objeto de seguimiento, y también se le estaba aplicando un protocolo de aversión para tratar de frenar ese comportamiento depredador.

Se accede a la nota informativa del Conselh Generau d´Aran (en aranés) pinchando en la foto:

 

El cadáver de Cachou en Les, Val d´Aran. Foto: Conselh Generau d´Aran

Compartir esta publicación

Más de 7.000 escolares participaron durante 2019 en los programas de educación ambiental de la Fundación Oso Pardo en la Cordillera Cantábrica y los Pirineos

Más de 7.000 escolares participaron durante 2019 en los programas de educación ambiental de la Fundación Oso Pardo en la Cordillera Cantábrica y los Pirineos 500 375 Fundación Oso Pardo

Este domingo 26 de enero se celebra el Día Mundial de la Educación Ambiental, instaurado por Naciones Unidas en 1975. Una fecha para reflexionar sobre su importancia y hacer balance de actuaciones. Así, durante 2019, la Fundación Oso Pardo (FOP) dio formación a un total de 7.125 escolares de más de 119 centros, entre colegios e institutos, dentro de los distintos programas de educación ambiental diseñados específicamente para los territorios oseros de la Cordillera Cantábrica y los Pirineos. En concreto, durante el año pasado los programas se desarrollaron Cantabria, Navarra, Aragón y Lugo, y en León y Palencia en colaboración con la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León.

Los estudiantes pertenecían a los ciclos de Infantil, Primaria, Secundaria y Formación Profesional. Además, estos programas se han abierto a campamentos escolares procedentes de otros territorios.

Las actividades están enfocadas a mejorar el conocimiento sobre el entorno natural en el que viven los escolares y a concienciar de la necesidad de conservarlo. Dos de los ejes principales en torno a los que giran los contenidos son la Red Natura 2000 y el oso pardo, protagonistas de la naturaleza cantábrica y pirenaica, al funcionar como paraguas de protección para el resto de especies.

Programa Huella, Proyecto LIFE Natura 2000 + Oso y Proyecto LIFE Oso Courel

Actualmente la FOP mantiene activos tres programas de educación ambiental. El más veterano es el Programa Huella, que ha llegado ya a varias generaciones de escolares de la Cordillera. En 2019 inició una nueva edición denominada Programa Huella Cantabria destinado a los escolares de esta comunidad con materiales renovados y nuevas actividades en torno a la Casa del Oso en Liébana, un centro expositivo ubicado en la localidad de Potes. Además de actividades en aula y una visita guiada a la Casa, el programa incorpora un itinerario didáctico adyacente, con huellas recreadas de oso y de otros animales de la fauna salvaje del hábitat osero. Los escolares lo recorren con monitores especializados de la FOP y llevan con ellos un cuaderno de campo que les ayuda a interpretar y descubrir los valores que van encontrando. Este programa se realiza con el apoyo del Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA) del Gobierno de Cantabria y de ECOEMBES a través del proyecto LIBERA.

Escolares en el itinerario didáctico de Liébana, Cantabria

Los otros dos programas educativos se inscriben en el marco los proyectos europeos LIFE Natura 2000 + Oso y LIFE Oso Courel. El primero abarca a los centros educativos que se encuentran dentro de las dos áreas oseras más amenazadas: la subpoblación de osos de la Cordillera Cantábrica oriental, en donde viven alrededor de 50 ejemplares, y la subpoblación de los Pirineos occidentales, con cuatro ejemplares. Y el segundo tiene como destinatarios principales los centros escolares de la sierra lucense de O Courel y su entorno, área de expansión del oso cantábrico. Ambos programas consisten asimismo en actividades de aula y salidas al campo con materiales educativos.

Escolares bandera natura 2000 montaña palentina

Escolares en la Montaña Palentina con la bandera de la Red Natura 2000

Trufa y Vainilla, las dos oseznas que viven en la Red Natura 2000

El oso es una excelente herramienta de educación ambiental. Para aprovechar este potencial, los actuales programas educativos de la FOP incorporan un vídeo especialmente diseñado para los estudiantes de Primaria. Titulado Trufa y Vainilla, cuenta la historia de dos oseznas hermanas que muestran a las niñas y niños cómo es la vida de un oso cantábrico desde que nace hasta que se reproduce e inicia un nuevo ciclo. De la mano de las dos osas, los escolares conocerán las demás especies que las acompañan y viven en su hábitat. Casi todo el área de distribución del oso pardo en la Cordillera Cantábrica y los Pirineos se encuentra dentro de la Red Natura 2000, la red de espacios protegidos de la Unión Europea que garantiza la conservación de la naturaleza más valiosa. Dar a conocer a los escolares esta red y su relevancia es otro de los objetivos de los programas educativos de la FOP.

Compartir esta publicación
WordPress Image Lightbox Plugin