La osa Jimena, otra oportunidad perdida

La osa Jimena, otra oportunidad perdida

La osa Jimena, otra oportunidad perdida 0 0 Fundación Oso Pardo

La muerte de la osa durante el operativo de su liberación en montes leoneses es un triste suceso y supone perder una buena ocasión para reforzar el núcleo oriental

Para la Fundación Oso Pardo (FOP), la muerte de Jimena es una muy mala noticia, que se une a los incidentes recientes de un oso macho en el concejo asturiano de Cangas del Narcea (muerto tras ser atrapado en un lazo), del oso herido por un cazador en la Montaña Palentina, y del fallecimiento de ‘La Güela’ en el Parque de la Naturaleza de Cabárceno en condiciones deficientes. La muerte de Jimena se produjo en el traslado desde el centro de recuperación de animales silvestres de Burgos hasta el municipio de Boca de Huérgano (León), durante el operativo de liberación, decidido una vez que el ejemplar había adquirido el peso suficiente y el monte presentaba unas buenas condiciones de alimentación.

La FOP apoyó desde el inicio la intención de liberar a la joven osa y de hacerlo en la montaña oriental leonesa, pues era una excelente oportunidad para reforzar la subpoblación oriental cantábrica, que cuenta solamente con unos 30 ejemplares. Al contrario de lo que sucedió con la liberación de otra osa de año y medio de edad –conocida como Lara y recogida herida en el occidente asturiano-, en el que el equipo de investigación de Doñana que asesoraba al Principado se opuso con unos argumentos sorprendentes a su suelta en el núcleo oriental, contribuyendo así a frustrar una esperanzador reforzamiento, en esta ocasión el consenso entre las comunidades autónomas y los científicos consultados fue total.

A nadie se le ocultaba que era una operación con riesgos, pues a los problemas propios del manejo de un ejemplar salvaje se sumaba la juventud e inexperiencia de Jimena, pero fueron asumidos por todos ya que se estimó que merecía la pena si finalmente se conseguía contar con una osa reproductora más en la subpoblación oriental.

Un triste final, que lamentamos mucho, y cuya causa será conocida una vez se realice la necropsia.

Lara_webLa osa Lara, momentos antes de su rescate