Oso comiendo arraclanes

Oso comiendo arraclanes

Oso comiendo arraclanes 150 150 Fundación Oso Pardo

Termina un verano seco y caluroso que trajo una cosecha escasa de arándanos, que son las bayas que más consumen los osos en agosto y septiembre. Así que los osos han centrado su atención en las moras y en las no muy abundantes matas de pudios y arraclanes. Es todo un espectáculo ver a los osos cruzar los canchales calizos e ir de un pudio a otro para comer sus frutillos globosos de color negro azulado, o verlos doblar las ramas de un arraclán para alcanzar con su boca los deseados frutos de color negro y del tamaño de un guisante, como hace el macho de las imágenes. Estos días los osos apuran las últimas frutillas y buscan ya las energéticas bellotas. Si este año la cosecha de arándanos ha sido pobre, la montanera de bellotas es abundante en prácticamente todos los robledales de la Cordillera Cantábrica, lo que permitirá a los osos prepararse para una buena hibernación y para una nueva temporada de cría.