Actualidad

La Fundación Oso Pardo se suma a la movilización general de voluntarios del Proyecto Libera para limpiar el monte de “basuraleza”

La Fundación Oso Pardo se suma a la movilización general de voluntarios del Proyecto Libera para limpiar el monte de “basuraleza” 4608 3456 Fundación Oso Pardo

El sábado 16 de junio participamos con la creación de cuatro puntos de recogida de residuos en colaboración con otras organizaciones. El Proyecto Libera está promovido por SEO BirdLife en alianza con Ecoembes para concienciar sobre la importancia de mantener limpio de basura el medio natural.

Los cuatro puntos creados por la Fundación Oso Pardo (FOP) para participar en la recogida general se encuentran en otros tantos espacios naturales de la Cordillera Cantábrica y Pirineos: en la Serra do Courel, en Lugo, se organiza en colaboración con la Asociación Galega de Custodia do Territorio. El punto de encuentro es la Estación Científica do Courel situada en la localidad de Seoane de Courel, de donde partirán los voluntarios a las 11h para realizar la limpieza.

En el Parque Natural de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, Asturias, la cita es a las 10:30h en la localidad de Sisterna, concello de Ibias. Se cuenta con la colaboración, tanto en los aspectos organizativos como en el desarrollo de la actividad, de la Casa de Ecoturismo Quei Vitorino, la Asociación de Turismo Rural Fuentes del Narcea y con el propio Parque Natural.

También en Asturias, a las 10h, la recogida de basura se realizará a lo largo de la Ruta de Castro desde Pola de Somiedo, corazón del Parque Natural de Somiedo. Se suman a esta iniciativa la empresa de actividades Mountain Bike Somiedo y el centro de interpretación Ecomuseo de Somiedo.

Por último, el punto de encuentro en Pirineos es el Port de la Bonaigua, en el municipio del Alt Áneu de la comarca del Pallars Sobirá, Lleida, a las 16h. Se cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Alt Àneu, la Entidad Municipal Descentralizada Isil i Alós, la empresa de interpretación del medio OBAGA y la Asociación Lo Pi Negre.

El Proyecto Libera lleva más de un año de andadura buscando la implicación de toda la sociedad en el mantenimiento de unos ecosistemas naturales limpios de basura. Para alcanzar ese objetivo promueve numerosas iniciativas de colaboración con organizaciones de muy distintos ámbitos y voluntarios en general, que se canalizan en acciones de recogida de residuos en tres grandes ecosistemas: ríos, montes y playas. Una de sus señas de identidad es la creación de dos conceptos de alto valor simbólico, “1m2” y “basuraleza”. El primero busca visualizar el pequeño esfuerzo que cada voluntario puede aportar para alcanzar un gran resultado en equipo, y el segundo engarza en una sola palabra el impacto brutal pero sigiloso de la basura en la naturaleza.

En la movilización general desarrollada el año pasado 5.000 voluntarios recogieron 30 toneladas de basura, y en esta gran recogida de 2018 saldremos a limpiar el campo más de 10.000 personas en más de 400 puntos repartidos por toda España.

Miembro de la Patrulla Oso Pallars de la FOP retirando residuos en el Parc Natural del Alt Áneu (Lleida).

 

 

Compartir esta publicación

Segunda reunión de la red de trabajo “Educación Ambiental y Territorio Oso” para la Cordillera Cantábrica y Pirineos

Segunda reunión de la red de trabajo “Educación Ambiental y Territorio Oso” para la Cordillera Cantábrica y Pirineos 1024 768 Fundación Oso Pardo

El grupo, integrado por los miembros de los tres proyectos LIFE de conservación del oso pardo y por organizaciones que trabajan en el ámbito de la educación ambiental, ha avanzado en la creación de una metodología común que permita evaluar el éxito y eficacia de sus acciones y programas educativos en torno a la especie.

El encuentro tuvo lugar en el Centro de Investigación del Medio Ambiente del gobierno de Cantabria (CIMA) con la participación de la Fundación Patrimonio Natural (del Gobierno de Castilla y León), la Fundación Oso de Asturias (FOA), la Fundación Oso Pardo, el departamento de Educación de la Generalitat de Catalunya, las Universidades de Barcelona y Lleida y el propio CIMA, promotor del encuentro.

Esta es la segunda ocasión en que el grupo se reúne desde que naciera la red el pasado septiembre dentro del marco de los tres proyectos europeos LIFE actualmente vigentes: LIFE Oso Courel, LIFE Natura 2000 + Oso y PirosLIFE. El objetivo es diseñar indicadores comunes que eviten que se solapen las actuaciones y que sirvan para evaluar el impacto real que los programas educativos tienen sobre la sociedad, de forma que pueda detectarse qué se puede mejorar. Como ha explicado el director general del CIMA, Jesús García, “la evaluación a veces queda en un segundo plano pero es un pilar fundamental para mejorarlo”.

Durante estos meses los participantes han trasladado sus respectivos materiales educativos a la Universidad de Lérida para un primer análisis que ha sido expuesto en la reunión por la investigadora de la Universidad de Barcelona Mercedes Torrado, especialista en evaluación de programas educativos. “El punto de partida es una variedad de enfoques de las distintas organizaciones, pero por eso mismo existe mucha riqueza para compartir”, ha reflexionado la investigadora, quien ha destacado que en estos procesos se debe avanzar paso a paso y una de las principales dificultades es poder analizar una gran cantidad de información.

Los integrantes de la red han acordado centrarse durante esta primera fase en el análisis de los cuestionarios que se están utilizando en los centros de interpretación y en las actividades escolares: qué preguntas se realizan, a quién y de qué manera, y qué resultados ofrecen. A partir de los datos, un grupo de trabajo seleccionado se encargará de elaborar un cuestionario de uso común que se presentará en junio para su revisión y aprobación.

Así mismo, desde la jornada de ayer ya está activa la plataforma digital en la que cada participante puede aportar sus herramientas y estrategias, y podrá acceder a los materiales de los demás miembros.

 

Compartir esta publicación

La vicepresidenta de Cantabria participa junto a voluntarios en la actividad `Frutales para el oso´ en Liébana (Cantabria)

La vicepresidenta de Cantabria participa junto a voluntarios en la actividad `Frutales para el oso´ en Liébana (Cantabria) 4608 2720 Fundación Oso Pardo

La actividad, que se ha desarrollado en el municipio de Vega de Liébana durante toda la mañana, ha sido promovida por la FOP y se enmarca dentro del programa PROVOCA de voluntariado ambiental, coordinado y financiado por el Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA) del Gobierno de Cantabria.

Desde que en 2013 se incluyera dentro del programa PROVOCA del Gobierno de Cantabria, el proyecto `Frutales para el oso´ ha concitado una elevada aceptación ciudadana. Su objetivo es incrementar los recursos alimenticios del oso pardo en Cantabria mediante la plantación de frutales silvestres en terrenos que han sido abandonados o han sufrido incendios. La elevada participación pone de manifiesto la sensibilidad y la concienciación hacia esta especie En Peligro de Extinción. Las cifras así lo avalan: en estos cinco años de proyecto 1.382 voluntarios han colaborado en la plantación de 6.048 árboles, de los cuales 2.469 han sido cerezos, 2.115 manzanos y 1.485 arraclanes. Las plantaciones se han realizado en los municipios de Pesaguero, Vega de Liébana y Hermandad de Campoo de Suso.

Esta mañana se ha realizado la última de estas plantaciones en el municipio de Vega de Liébana con el apoyo y la participación de la vicepresidenta del Gobierno de Cantabria y Consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social, Eva Díaz Tezanos. La vicepresidenta ha estado acompañada por el director general del CIMA, Jesús García, el alcalde de Vega de Liébana, Gregorio Alonso, y el presidente de la mancomunidad de Liébana y Peñarrubia, Julio Cires.

Díaz Tezanos ha agradecido a todos los voluntarios la dedicación de su tiempo a “cuidar algo tan importante para la sociedad como es el medio ambiente”, y ha trasladado su apoyo a la FOP por la involucración con el programa PROVOCA, a través del cual “todos podemos conocer más sobre el oso, su entorno, su cohabitación con el ser humano”.

La actividad ha consistido en labores de revisión y mantenimiento de 950 cerezos y 267 manzanos plantados en 2013. Para ello, se ha hecho un despeje de matorral, principalmente zarzas, alrededor de cada pie plantado y se han levantado algunos de los protectores individuales y tutores caídos. El resultado de la plantación es muy positivo pues sólo 21 plantones han tenido que ser sustituidos por otros nuevos.

Tras su participación en la actividad, la vicepresidenta del ejecutivo cántabro ha visitado la exposición de la Casa del Oso en Liébana, ubicada en Potes, en la que ha podido conocer, a través de las explicaciones del equipo técnico de la FOP, las características de la especie y los buenos datos de su evolución en Cantabria en los últimos años.

Grupo de participantes de la actividad ‘Frutales para el Oso’.

De izquierda a derecha, Jesús García, director general del CIMA; Eva Díaz Tezanos, vicepresidenta del Gobierno de Cantabria y Consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social y Julio Cires, presidente de la mancomunidad de Liébana y Peñarrubia.

De izquierda a derecha, Jesús García,director general del CIMA; Javier Gómez, alcalde de Potes; Eva Díaz Tezanos, vicepresidenta del Gobierno de Cantabria y Consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social; Julio Cires, presidente de la mancomunidad de Liébana y Peñarrubia y Fernando Ballesteros y Elsa Sánchez de la Fundación Oso Pardo, en la Casa del Oso en Liébana.

Compartir esta publicación

El oso Beato vuelve al medio natural

El oso Beato vuelve al medio natural 150 150 Fundación Oso Pardo

La Fundación Oso Pardo espera que su reincorporación sea un éxito total y se mantendrá vigilante por si vuelve a acercarse a los pueblos

La Dirección General del Medio Natural del Gobierno de Cantabria liberó el jueves 5 de abril al osezno Beato, de 15 meses de edad, que tuvo que ser capturado en enero por buscar comida recurrentemente en un pueblo de Liébana. El animal se encontraba herido en la pata delantera izquierda y en ausencia de su madre, una situación que no es normal para osos de menos de año y medio de edad.

Beato ha permanecido durante los últimos dos meses en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Villaescusa, en donde se le ha tratado la herida y se le ha mantenido activo y sin contacto humano. Los veterinarios han considerado que el oso puede desenvolverse en libertad a pesar de que la lesión de su pata es irrecuperable debido a la rotura de la muñeca y a la falta de dos tercios del radio.

La decisión de liberar a Beato fue acordada por unanimidad en febrero por el Grupo de Trabajo del Oso Pardo, reunido bajo la coordinación del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. Este grupo está integrado por las Comunidades Autónomas que cuentan con población de osos, por el propio Ministerio y por expertos.

La Fundación Oso Pardo considera correcto el momento elegido para la reincorporación del animal, una vez que se ha estabilizado la entrada de la primavera. También valora positivamente que se apoye su alimentación en estos primeros momentos con la colocación de carroñas.

Los próximos meses serán cruciales para comprobar que Beato se adapta bien (va provisto de un emisor GPS) y permanece alejado de los núcleos urbanos, que es lo que todos deseamos.

 

Beato instantes después de su puesta en libertad (Foto: Miguel López)

Compartir esta publicación

Sigue aumentando la población de osos en Pirineos y alcanza un nuevo récord con 43 ejemplares

Sigue aumentando la población de osos en Pirineos y alcanza un nuevo récord con 43 ejemplares 2048 1440 Fundación Oso Pardo

Por primera vez se constata que los dos únicos osos del núcleo occidental han roto su aislamiento desplazándose a la subpoblación central y regresando uno de ellos, Neré, con otro ejemplar distinto a su hijo Cannellito.

Todos los datos avalan la buena evolución del oso pardo en el núcleo central de los Pirineos que se asienta en el Pirineo de Lleida y el Valle de Arán en Cataluña, y en la Alta Garona y Ariège franceses. En 2017 se alcanzó un nuevo récord con 41 ejemplares para esta área, y una distribución de 4.000 km2. En el mismo año se contabilizaron cuatro osas paridas con siete crías.

La buena marcha del núcleo central sigue contrastando con la situación de la subpoblación occidental, integrada por dos únicos machos que se mueven por un área de 900 km2 de los Pirineos de Aragón y Navarra, y los valles franceses de Aspe y Ossau. No obstante, en 2017 se ha producido un hecho inédito: ambos ejemplares se desplazaron al otro núcleo. Posteriormente uno de ellos, Neré, volvió al occidente con un macho diferente, mientras que Cannellito permanece en el Pirineo central.

Todos estos datos fueron puestos en común y consensuados en una reunión celebrada el pasado 14 de marzo en Viella (Lleida) a la que asistieron representantes de la administración francesa, de Andorra y los socios del proyecto PirosLIFE: Generalitat de Cataluña, Valle de Arán y Fundación Oso Pardo (FOP). La FOP participa en todas las operaciones con la Patrulla Oso integrada por dos vecinos de la comarca del Pallars.

Los datos ponen de manifiesto que el aumento de osos en el Pirineo central continúa sin grandes conflictos sociales salvo con el sector ovino.

Por otra parte, a pesar del movimiento de los dos osos del núcleo occidental, sigue siendo imprescindible el refuerzo con hembras en este sector. Por este motivo la FOP considera positivas las recientes declaraciones del ministro francés del Medio Ambiente, Nicolás Hulot, señalando la determinación de su gobierno en reintroducir osas en la parte occidental francesa de los Pirineos.

El viaje de Cannellito

En 1997 el oso Neré nace en el Pirineo central de una madre eslovena liberada en Francia en el proyecto de reintroducción realizado por el gobierno francés. En aquellos años sólo quedaban en el sector occidental un puñado de machos y una sola hembra, Cannelle, la última osa autóctona. En 2002 Neré se dispersa hasta el occidente y se aparea con Cannelle, naciendo de esa unión Cannellito en enero de 2004. Diez meses después su madre es abatida en Francia. Cannellito se convierte en el único portador de los genes de los osos autóctonos del Pirineo. Neré y Cannellito quedaron solos en este sector y desde entonces hasta ahora, 14 años después, no se había detectado que ninguno lo abandonara.

En 2017, el análisis genético de pelos y excrementos ha mostrado que ambos visitaron el Pirineo central y que posteriormente hubo un viaje de regreso, pero inesperado. Neré ha vuelto con un macho que no es su hijo y Cannellito ha permanecido en el sector central.

Imagenes de osas con crías en los Pirineos. Fotos: Generalitat de Catalunya

 

Compartir esta publicación

El incidente con un oso sufrido por un vecino de la Montaña Palentina no tuvo consecuencias graves y se debió a una reacción defensiva del animal

El incidente con un oso sufrido por un vecino de la Montaña Palentina no tuvo consecuencias graves y se debió a una reacción defensiva del animal 150 150 Fundación Oso Pardo

El oso reaccionó ante la presencia a pocos metros del afectado y su perro propinando al hombre un golpe con una de sus patas que lo tiró al suelo antes de huir. El hombre, de 77 años, sufrió algunas magulladuras a causa de la caída, pero no hubo ensañamiento por parte del oso.

El pasado martes 6 de marzo, un vecino de 77 años de la localidad palentina de Polentinos (Palencia) resultó magullado al ser golpeado por un oso y caer al suelo cuando paseaba por el monte en el Parque Natural de la Montaña Palentina. Según ha relatado él mismo a la Fundación Oso Pardo, el encontronazo se produjo cuando se internó en un paraje con vegetación espesa y rocas para ver por qué ladraba su perro. Al acercarse, un oso se levantó delante de él y su primera reacción fue golpearle en el hocico con la vara de caminar. El oso le golpeó con una pata sin causarle heridas tirándole al suelo y a continuación huyó. El hombre, afortunadamente, no ha sufrido más que algunas magulladuras a causa de la caída, de las que fue atendido por los servicios sanitarios cuando acudió a ellos al día siguiente.

Este incidente responde a algunas de las características típicas en que se han producido otros percances con osos: transitar fuera de caminos internándose entre la vegetación y las rocas que son zonas preferidas por los osos para descansar, y llevar perros sueltos, que pueden hostigar al oso desencadenando una reacción defensiva por parte de éste.

Aún así, este caso vuelve a poner de manifiesto que los osos de la Cordillera Cantábrica no presentan un comportamiento agresivo en el ataque, pues se limitan a defenderse ante lo que consideran una amenaza sin ensañarse con las personas. Se trata siempre, como ha ocurrido también aquí, de reacciones breves en las que el contacto con la persona apenas dura unos segundos, seguido de la huida del animal.

Con motivo de la recuperación de la especie en la Cordillera Cantábrica y el aumento de posibilidades de encontrarse con un oso en el monte, la Fundación Oso Pardo ha elaborado una información gráfica en la que se ofrecen las pautas para no favorecer un encuentro con osos.

No obstante, lo más normal es que los osos detecten a los humanos y los eviten, marchándose antes de que la persona o personas se den cuenta de la presencia del animal. Aún así podemos seguir unas sencillas pautas en nuestros paseos por el monte: no adentrarse en vegetación cerrada y roquedos, llevar a los perros atados o muy controlados, no abandonar rutas y senderos, no acercarse a las carroñas y, desde luego, no seguir rastros de osos.

 

 

 

Compartir esta publicación

El osezno Beato regresará a Liébana y la Fundación Oso Pardo espera que su reinserción sea un éxito

El osezno Beato regresará a Liébana y la Fundación Oso Pardo espera que su reinserción sea un éxito 959 515 Fundación Oso Pardo

El presidente de la Fundación Oso Pardo (FOP), Guillermo Palomero, participó en la reunión del Grupo de Trabajo del Oso Cantábrico que se desarrolló ayer de forma positiva. Ministerio, comunidades autónomas y expertos debatieron en un ambiente constructivo y consensuaron la decisión de liberar al osezno.

La FOP celebra la buena evolución de las lesiones del osezno Beato que permitirá su inmediata liberación al medio. La decisión de la puesta en libertad con un collar GPS que permita su seguimiento para controlar si reincide en su acercamiento a los pueblos fue secundada por unanimidad por todos los integrantes del Grupo de Trabajo del Oso Pardo Cantábrico reunidos ayer bajo la coordinación del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. A dicha reunión, que tuvo lugar en la sede de la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación del Gobierno de Cantabria, asistieron representantes del propio ministerio, de los gobiernos de Galicia, Asturias, Castilla y León y Cantabria, y tres expertos invitados por el ministerio, entre los que se encontraba el presidente de la FOP Guillermo Palomero. Los tres expertos coincidieron en subrayar la necesidad de que el grupo de trabajo se reúna con mayor frecuencia, especialmente cuando se deban tratar casos de osos problemáticos o con problemas, como ha sucedido con el oso Beato, pues el consenso entre todos los implicados en la gestión de la especie resulta fundamental para la resolución de estas situaciones.

En este sentido, la FOP quiere subrayar la atmósfera positiva en que se desarrolló el encuentro de ayer y el resultado satisfactorio del mismo, que culminó con una visita al Centro de Recuperación de la Fauna Silvestre de Cantabria, en la localidad de Villaescusa. En estas instalaciones los expertos y representantes de las administraciones pudieron ver en directo a través de los monitores el buen estado del osezno e intercambiar impresiones sobre las radiografías de la pata lesionada del animal mientras recibían las explicaciones de la veterinaria del centro y de los técnicos de la consejería. Todo ello en un ambiente de debate constructivo, transferencia de información y disposición al acuerdo.

Tras un mes de cuidados en el centro de recuperación, Beato podrá volver a su entorno natural en un mejor estado físico. Los veterinarios han analizado sus lesiones y han valorado las posibles causas, siendo el disparo la que consideran menos probable. También se han considerado el ataque de otro oso, un atropello, una caída o algún accidente, sin que se haya podido determinar nada concluyente.

A pesar del desarrollo positivo del caso, queda por delante la parte más delicada, su reinserción en la naturaleza, que no será exitosa hasta que se compruebe que Beato no vuelve a los pueblos para tratar de alimentarse. En ese sentido, no juegan a su favor los 40 días en que la consejería decidió mantener desactivado el dispositivo de captura. Tras ese periodo en el que era evidente la querencia del animal por el pueblo y el aumento de la alarma entre sus habitantes, finalmente la consejería rectificó su postura y dio el paso de realizar la captura, que se desarrolló de forma limpia y rápida.

El progreso de los acontecimientos viene a respaldar así el criterio que la FOP mantuvo desde el primer momento en que el osezno apareció en los pueblos de Liébana: su captura inmediata para valorar las heridas, curarlas en lo posible y analizar su origen, así como evitar accidentes y la habituación del animal a los humanos.

Foto: Gobierno de Cantabria

Compartir esta publicación

Si encuentras un oso en la carretera ¡no lo persigas! Es peligroso e ilegal

Si encuentras un oso en la carretera ¡no lo persigas! Es peligroso e ilegal 784 286 Fundación Oso Pardo

Perseguir un oso con el coche pone en riesgo tu vida y la de otras personas, además de la vida del oso.

Perseguir un oso con el coche pone en riesgo tu vida y la de otras personas, además de la vida del oso. Lo que debes hacer es poner las luces de emergencia y parar si es posible o reducir la marcha para permitir que el animal salga de la carretera.

Cada vez más se están produciendo casos en que conductores que se encuentran a un oso en la carretera deciden perseguirlo para grabarlo con el móvil y difundirlo en las redes. Hay que dejar claro e insistir en que esta forma de actuar es, además de poco ética, peligrosa e ilegal.

Es peligrosa porque podemos provocar un accidente con otros vehículos que vengan de frente, y también podemos sufrirlo nosotros si el animal se da la vuelta.

Es ilegal, porque la legislación estatal, en concreto, la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad, que se aplica en todas las Comunidades Autónomas, prohíbe expresamente molestar o inquietar intencionadamente a los animales silvestres, máxime a una especie en peligro de extinción como es el oso cantábrico. Dicha ley considera infracción grave la persecución injustificada de especies de fauna silvestre y la sanción puede acarrear multas que pueden superar los 3.000 euros.

 

Compartir esta publicación

La Fundación Oso Pardo celebra la captura del osezno herido de Liébana, aunque lamenta que la tardanza podría dificultar su reincorporación al medio natural

La Fundación Oso Pardo celebra la captura del osezno herido de Liébana, aunque lamenta que la tardanza podría dificultar su reincorporación al medio natural 4000 2667 Fundación Oso Pardo

La Fundación Oso Pardo (FOP) celebra que finalmente se haya capturado al osezno herido que frecuentaba pueblos de Liébana debido a sus dificultades para alimentarse solo y a la ausencia de su madre.

Es también motivo de felicitación que la captura, llevada a cabo por la Dirección General de Medio Natural del Gobierno de Cantabria con la colaboración del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medioambiente, se haya desarrollado con rapidez y limpieza.

No obstante, este éxito demuestra que se podía haber actuado de la misma manera ya en el mes de noviembre cuando estuvo operativo el primer dispositivo de captura, aunque solo por unos días. Una acción decidida en aquel momento habría evitado un posible proceso de habituación del animal y la alarma social generada en el pueblo de Cambarco; alarma que fue en aumento a lo largo de los casi cuarenta días en que se mantuvo suspendido el operativo de captura a pesar de la petición insistente por actuar que hacíamos desde distintos sectores a la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación del Gobierno de Cantabria. Dicha alarma se vio aumentada además por las visitas frecuentes en ese mismo periodo de un segundo oso subadulto (de dos a tres años de edad) a las calles de la misma localidad. La presencia simultánea de dos osos en un pueblo sin que la administración responsable intervenga para evitarlo disminuye el necesario apoyo social de la especie que con tanto esfuerzo se ha conseguido y que constituye uno de los pilares de su conservación.

Durante todo ese tiempo, más de un mes, se ha permitido que el osezno, con sus capacidades físicas mermadas, haya seguido alimentándose en entornos humanos, exponiéndose a accidentes o a ocasionar él mismo algún incidente con personas o animales domésticos.

Aunque se ha perdido un tiempo importante, la prioridad ahora debe ser intentar devolver al osezno al medio natural, siempre y cuando los veterinarios consigan curar la herida de su pata y aconsejen su retorno a la libertad. En el caso de que sea posible, el animal deberá estar radiomarcado para seguir sus movimientos ya que hay un alto riesgo de que vuelva a acercarse a los pueblos. Si finalmente no fuera posible que el osezno fuera recuperado en su medio, las condiciones de cautividad tendrían que cumplir las mejores garantías de bienestar animal.

Por otra parte hay que recordar que la FOP ha solicitado a la Fiscalía de Medio Ambiente que investigue las circunstancias en que el osezno resultó herido por si pudieran derivarse consecuencias legales.

Un documento técnico, elaborado por expertos de la FOP en 2016, describe los principios básicos de actuación con oseznos que se encuentren en estas circunstancias, y presenta además una guía de buenas prácticas utilizadas en los centros de rehabilitación de otros países que tienen una larga experiencia en la rehabilitación de oseznos, adaptándolas a las circunstancias de España.

Puedes descargar aquí el documento técnico “Rehabilitación de osos huérfanos, heridos y abandonados. Integrando conservación del oso y bienestar animal”.

Foto: Raúl Lucio.

 

Compartir esta publicación

La Fundación Oso Pardo (FOP) insta al Gobierno de Cantabria a capturar al osezno herido que vaga por pueblos de Liébana

La Fundación Oso Pardo (FOP) insta al Gobierno de Cantabria a capturar al osezno herido que vaga por pueblos de Liébana 150 150 Fundación Oso Pardo

La FOP recuerda además que desde 2008 existen cuatro precedentes en que otras administraciones actuaron en casos similares en que los oseznos se encontraban heridos o abandonados.

La FOP viene reclamando insistentemente a la Consejería de Medio Rural, Marino y Alimentación del Gobierno de Cantabria que capture cuanto antes al osezno que deambula desde hace un mes por pueblos de Liébana buscando comida fácil debido a la herida que sufre en una pata y a la ausencia de su madre. Su exposición continuada a la presencia humana puede llevarle a un proceso de habituación a la gente o a sufrir un incidente grave.

El caso de este osezno no es habitual, pero tampoco único y ya existe experiencia previa de casos en los que distintas administraciones, que son las competentes para actuar en estas situaciones, tomaron la decisión de capturar y rehabilitar a cachorros de oso que se encontraban huérfanos, heridos o abandonados. En concreto desde 2008, cuatro oseznas heridas o abandonadas han sido capturadas en la Cordillera Cantábrica, tres en el Principado de Asturias y la cuarta en Castilla y León. Dos de ellas fueron rehabilitadas con éxito y devueltas a su medio.

Estos casos han sido documentados y estudiados por la FOP en el documento técnico “Rehabilitación de osos huérfanos, heridos y abandonados. Integrando conservación del oso y bienestar animal”, que es de acceso público en la web de la FOP.

El documento, elaborado por expertos de la FOP en 2016, describe los principios básicos de actuación con oseznos que se encuentren en estas circunstancias, y presenta además una guía de buenas prácticas utilizadas en los centros de rehabilitación de otros países que tienen una larga experiencia en la rehabilitación de oseznos, adaptándolas a las circunstancias de España. El documento determina que “cada vez que aparece uno de estos cachorros huérfanos o abandonados, hay que actuar con urgencia” y se explica que “deben ser curados y mantenidos en condiciones óptimas antes de devolverlos a la naturaleza -la solución óptima y deseable- o mantenerlos en cautividad cuando la primera opción no sea posible”. Se subraya así mismo las posibilidades que tiene la rehabilitación de osos huérfanos y heridos para la conservación de las poblaciones en peligro de extinción, sin soslayar los problemas que se pueden presentar.

Los casos precedentes:

Entre 2008 y 2015, en la Cordillera Cantábrica se han recogido cuatro osos jóvenes, todas hembras, que han sido rehabilitadas en cautividad con el objeto de liberarlas al campo. Tres pudieron ser liberadas, consiguiéndose una aclimatación sin problemas con dos de ellas, mientras que la cuarta murió antes de ser liberada. Exponemos brevemente los cuatro casos:

– Villarina, tenía seis meses de edad cuando fue localizada vagando por una carretera en el Parque Natural de Somiedo (Asturias) en 2008. Estaba desnutrida, presentaba problemas de locomoción, pérdida de equilibrio y visión y otros síntomas provocados por un traumatismo craneoencefálico grave. Se recuperó con éxito y fue liberada en el mismo parque natural equipada con un radioemisor GPS y otro VHF pegados al pelo de la espalda. El seguimiento posterior pudo determinar su buena adaptación al medio natural y un comportamiento propio de un oso en libertad.

– Lara, localizada malherida por un vigilante de la FOP el 7 de abril de 2011 en el Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias (Asturias) cuando tenía unos 16 meses y se encontraba muy debilitada, malherida y en estado de shock. Su pronóstico era muy grave, a pesar de lo cual consiguió salir adelante. Fue liberada con un crotal, un radioemisor adherido al pelo y un collar GPS que permitieron conocer su exitosa reintegración en el medio. En 2017 ha sido fotografiada en el citado Parque Natural con una cría.

– Molina, rescatada en 2013 en el Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias (Asturias) en donde se despeñó después de pasar semanas en el del fondo de una sima. Padecía deshidratación, caquexia, anemia, insuficiencia renal, traumatismo cráneo-encefálico y luxación de cadera. Sorprendentemente se recuperó de sus heridas y pudo ser liberada con dos radioemisores. No obstante, durante su estancia en cautividad se habituó a la presencia humana y cuando fue liberada siguió buscándola acercándose reiteradamente a los pueblos. Finalmente se decidió recapturarla y mantenerla en cautividad en el cercado de osos de Proaza (Asturias).

– Jimena, recogida en 2012 con poco más de tres meses de edad en una carretera de Palacios del Sil (León) y llevada al Centro de Recuperación de Animales Silvestres de Burgos. Pudo recuperarse pero falleció en el traslado hacia el lugar en el que debía ser liberada. La necropsia determinó que la muerte era compatible con un shock por estrés.

En los cuatro casos las administraciones de Asturias y Castilla y León tomaron la decisión adecuada de capturar a a los jóvenes osos después de consultar a diferentes expertos, incluida la FOP. Aunque no todos los casos hayan concluido exitosamente, dos de las osas pudieron ser reincorporadas y otra más, ya demasiado habituada a los humanos, es mantenida finalmente en cautividad, cumpliendo una valiosa función de educación ambiental y sensibilización a escolares y turistas. La experiencia adquirida en los cuatro casos fue de gran utilidad para avanzar en la conservación de los osos cantábricos y tendría que inspirar la captura y posteriores actuaciones con el osezno herido en Liébana.

.

 

Compartir esta publicación
WordPress Image Lightbox Plugin