Cinco cosas que nunca debes hacer al recorrer las montañas del oso pardo

Cinco cosas que nunca debes hacer al recorrer las montañas del oso pardo

Cinco cosas que nunca debes hacer al recorrer las montañas del oso pardo 2560 1440 Fundación Oso Pardo

Con la llegada de la primavera, las montañas de la Cordillera Cantábrica comienzan a llenarse de visitantes, atraídos por la belleza de sus paisajes y su riqueza natural y cultural. La ciudadanía cada vez aprecia y valora en mayor medida los espacios naturales, también para practicar todo tipo de actividades recreativas dentro de ellos: senderismo, bicicleta, escalada, carreras de montaña, observación y fotografía de naturaleza…

Son actividades que generan recursos para las economías rurales, y que tienen que desarrollarse de forma respetuosa y compatible con la biodiversidad de estas montañas, incluido el oso pardo cantábrico: una joya de la biodiversidad ibérica que se está recuperando gracias al trabajo de administraciones y ONG y al compromiso de la población local.

En Europa los osos evitan el contacto con la gente, y la suelen detectar con bastante antelación, alejándose discretamente sin que en la mayor parte de los casos la persona llegue a darse cuenta.  Pero al aumentar las actividades de ocio y el turismo en las montañas oseras -y también la población de la especie-, aumentan las probabilidades de un encuentro fortuito, ante el cual siempre es bueno saber cómo comportarse.

En la Fundación Oso Pardo (FOP) trabajamos para sensibilizar a quienes visitan las montañas oseras: nuestro objetivo es que las disfruten con responsabilidad y de forma segura, tanto para las personas como para los osos.

Estas son cinco cosas que nunca debes hacer para ser un/a visitante responsable de las montañas oseras:

1) Nunca tires restos de comida (ni por supuesto basura).

Podrías captar la atención de un oso, que tienen un excelente sentido del olfato, y también habituarlo a buscar comida de procedencia humana, un comportamiento muy negativo para el animal.

2) Nunca sigas las huellas de un oso.

Puede resultar tentador pero podrías sorprender a un ejemplar encamado o que se alimenta tranquilamente en la espesura, y ahuyentarlo o enfadarlo. En zonas oseras no salgas de caminos y senderos autorizados, y no te adentres en la vegetación espesa.

3) Si ves un oso en la carretera, no lo persigas.

Si te encuentras con un oso en la calzada, enciende las luces de emergencia y frena o detén el coche -si puedes hacerlo con seguridad- hasta que el oso abandone la calzada. No lo persigas: molestar a la fauna protegida es un delito.

Nunca persigas un oso en la carretera

4) Nunca te acerques a un oso.

Si ves un oso a lo lejos, disfruta de la observación sin molestarle. Aproximarse a él, como a cualquier animal de gran tamaño, no es una buena idea (no, tampoco para un selfie).

5) No corras, grites, ni le amenaces.

En caso de un encuentro fortuito, hay que hacerse notar sin gestos agresivos y hablar con suavidad, para que nos identifique y siga su camino. Aléjate lentamente, sin bloquear sus vías de huida, mostrando que no representas una amenaza para él. En caso de correr, amenazarle o gritarle, podríamos desencadenar una acción agresiva.

Estas ilustraciones están extraídas del vídeo “Consejos para recorrer las montañas del oso pardo”, elaborado por el proyecto LIFE Osos con Futuro, que contiene más recomendaciones para disfrutar con responsabilidad y seguridad de estos espacios:

El vídeo es obra de The Glow Animation Studio, de la productora Glow, reconocida entre otros galardones con el European Film Award y el Goya a la Mejor película de animación.

El audiovisual es parte de la intensa campaña de sensibilización que se está desarrollado en el marco del LIFE Osos con Futuro, dirigida a quienes practican actividades de ocio en los espacios naturales de la Cordillera Cantábrica donde habita el oso pardo.

El proyecto está colaborando con colectivos como clubes de montañismo o sociedades micológicas para difundir estas buenas prácticas, ofreciendo charlas informativas y rutas guiadas en las que han participado ya 1.700 personas, con varias planificadas próximamente: el 16 de mayo en Ponferrada (León), con la Asociación Micológica Berciana Cantharellus; y en Oviedo (Asturias) con el Grupo de Montañeros VETUSTA; el 23 de mayo en Corullón (León) con el Ayuntamiento de Corullón y la Asociación Micológica Berciana Cantharellus y el 30 de mayo en Fabero (León), junto al Ayuntamiento del municipio y a los clubes de montaña Laurisilva y La Bóveda.

Coordinado por la Fundación Oso Pardo (FOP), el LIFE Osos con Futuro  está cofinanciado la Comisión Europea y cuenta como socios con la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) y la Fundación Patrimonio Natural de la Junta de Castilla y León. También participan como colaboradores el Principado de Asturias y la Fundación Tierra Pura.

Compartir esta publicación
WordPress Image Lightbox Plugin