Actualidad

Presentado el Manual de caza en zonas oseras de Cantabria

Presentado el Manual de caza en zonas oseras de Cantabria 150 150 Fundación Oso Pardo

Se ha presentado públicamente en Santander el ‘Manual de caza en zonas oseras de Cantabria’, editado por la Fundación Oso Pardo (FOP), la Fundación Biodiversidad, la Consejería de Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural y la Federación Cántabra de Caza. Al acto asistieron la consejera de Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural, Blanca Martínez; el director general de Montes y Conservación de la Naturaleza, Francisco Javier Manrique; el presidente de la Federación Cántabra de Caza, Ignacio Valle, y el presidente de la FOP, Guillermo Palomero.

El manual, elaborado conjuntamente por la FOP, los técnicos de la administración regional y los cazadores a través de la Federación Cántabra de Caza, va dirigido preferentemente a los cazadores cántabros y más ampliamente a todos aquellos que puedan practicar ocasionalmente la actividad venatoria dentro del área de distribución del oso pardo en Cantabria. Se pretende dar información básica acerca del oso pardo y de sus indicios de presencia, proponiendo unas simples medidas de comportamiento y precaución por parte de los cazadores, de forma que se eviten molestias e interferencias en los momentos más delicados de la vida de esta especie protegida, al tiempo que se elimina el riesgo de que se produzcan accidentes de caza que puedan ocasionar la muerte o heridas a alguno de los últimos osos cantábricos y se ayude a reducir el riesgo de acciden­tes que afecten a seres humanos. La información se traslada de una forma sintética con el apoyo de un buen material gráfico y de un dvd de ocho minutos de duración con imágenes reales de cacerías y de osos cantábricos grabados en libertad.

Francisco Javier Manrique, Blanca Martínez, Ignacio Valle y Guillermo Palomero, en el acto de presentación del Manual

El objetivo último es contribuir a lograr una mayor compatibilidad entre el ejercicio de la actividad cinegética y la conservación del oso pardo en las zonas donde aún sobrevive esta especie amenazada.

El manual ha surgido como iniciativa del proyecto de la Fundación Oso Pardo titulado “Caza y Oso”, que en Cantabria cuenta con el apoyo financiero de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, y de la Consejería de Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural del Gobierno de Cantabria.

La FOP trabaja en Cantabria en el marco de un convenio de colaboración firmado en el año 1995, y que ha permitido entre otras acciones el mantenimiento de una Patrulla Oso. Su relación con el mundo cinegético es ampliamente satisfactoria, y se apoya en el convenio firmado con la Federación Cántabra de Caza en el año 2010, aunque ya se vienen desarrollando acciones conjuntas desde años atrás. El hecho es que en Cantabria está perfectamente asumida la anulación de cacerías de jabalí en zonas con presencia de osas con crías, que no se pierden sino que se trasladan a otra zona u otra fecha; este hecho demuestra el compromiso de los cazadores con la conservación de la especie, y pone de manifiesto que es perfectamente compatible la actividad cinegética con la presencia de una población salvaje de osos.

El manual, del que se han editado un total de 5.000 ejemplares que serán repartidos de forma gratuita entre los cazadores a través de la Federación Cántabra de Caza, puede descargarse también en la web de la FOP.

Compartir esta publicación

La FOP detecta un foco de trampas furtivas en el Parque Natural de las Fuentes del Narcea

La FOP detecta un foco de trampas furtivas en el Parque Natural de las Fuentes del Narcea 454 301 Fundación Oso Pardo

La Fundación Oso Pardo (FOP) localiza y elimina 14 lazos ilegales de acero en una zona osera de Cangas del Narcea

Una Patrulla Oso de la FOP ha localizado 14 lazos de acero en un bosque de castaños de la zona del río Naviego, en el Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias. La zona es visitada por algunos osos y, de hecho, el equipo de la FOP encontró arañazos y mordiscos en árboles próximos a las trampas (los osos muerden, arañan y se restriegan en los árboles para comunicar su presencia a otros congéneres). En cinco de los puntos donde aparecieron las trampas había indicios claros de haber atrapado jabalíes. El hallazgo fue comunicado al Seprona de la Guardia Civil y los lazos retirados para evitar males mayores.

Los 14 lazos estaban en el mismo bosquete de castaños y seguramente fueron colocados por el mismo furtivo, lo que pone de manifiesto que no se puede bajar la guardia y hay que seguir vigilantes, a pesar de que desciende el número de lazos que anualmente encontramos en el monte.

Vigilantes de la FOP durante el operativo de retirada de lazos

Los lazos están destinados comúnmente a la caza de jabalíes, corzos o ciervos, aunque pueden atrapar a otra fauna como lo osos, provocando graves lesiones o la muerte. Cabe recordar que su utilización está tipificada en el artículo 336 del Código Penal, con penas de cárcel de 14 a 24 meses (sustituida por multa económica en caso de ausencia de antecedentes), además de la inhabilitación para cazar durante un periodo entre 2 y 4 años. Desde el año 1993, la FOP ha localizado y retirado un total de 1.504 lazos y denunciado a 18 tramperos, sorprendidos mientras colocaban o revisaban los lazos (5 de ellos en Asturias).

Las Patrullas Oso de la FOP en el occidente asturiano realizan su trabajo gracias al apoyo de Obra Social Caja Madrid y la Fundación Biodiversidad.

Compartir esta publicación

Menos lazos ilegales en el monte

Menos lazos ilegales en el monte 150 150 Fundación Oso Pardo

Los equipos de la Fundación Oso Pardo (FOP)  han constatado a lo largo de 2011 la disminución de trampas en la Cordillera Cantábrica. Las patrullas de la FOP retiraron en este periodo 37 lazos ilegales en el occidente cantábrico.

Los montes oseros del occidente cantábrico, repartidos entre Asturias, León y Galicia, siguen registrando afortunadamente un descenso en el número de lazos retirados por las Patrullas Oso de la FOP: después de los malos datos de 2008, con 196 lazos, se retiraron 48 lazos en 2009, 47 en 2010 y 37 en 2011, que se convierte así en el año con menor número de trampas localizadas de las dos últimas décadas.

Desde el año 1993, la FOP ha retirado 1.485 lazos y denunciado a 18 tramperos sorprendidos mientras colocaban o revisaban los lazos (13 de ellos en la parte leonesa y 5 en la asturiana). Estos operativos se han realizado habitualmente en colaboración con el Seprona de la Guardia Civil.

Colaboración con el Seprona en la lucha contra los lazos

Los lazos se destinan habitualmente para cazar jabalíes, corzos o ciervos, pero también pueden atrapar a otra fauna, incluidos los osos. Suelen ser colocados en pasos en el bosque utilizados por la fauna o en el entorno de praderas, de siega y diente, y en cultivos. La utilización de lazos para cazar está tipificada en el artículo 336 del Código Penal. De este modo, quien coloca un lazo se arriesga a ser castigado con penas de cárcel de 14 a 24 meses (sustituida por multa económica en caso de ausencia de antecedentes), además de la inhabilitación para cazar durante un periodo entre 2 y 4 años. De hecho, en 2011 conocimos una sentencia del tribunal de lo penal nº 2 de Oviedo que condenaba a un lacero –denunciado en el año 2009 por la FOP- a pagar una multa de 2.400 euros, las costas del juicio, y lo inhabilitaba para cazar durante quince meses, teniendo además que indemnizar a los gestores del Coto Regional de Caza de Cangas del Narcea por un jabalí atrapado en un lazo.

Cinco son los equipos de campo de la FOP que han operado en el ámbito de la subpoblación occidental a lo largo del año 2011. Tres de ellos -Patrulla Oso Somiedo, Patrulla Oso Alto Narcea y Patrulla Oso Móvil- son financiados por la Fundación Biodiversidad y la Obra Social Caja Madrid; la Patrulla Oso Galicia operó durante 2011 en el marco de un convenio con la Xunta de Galicia, mientras que el equipo de campo del proyecto LIFE+ Corredores Oso desarrolló su labor en Asturias y León (corredor de Leitariegos y corredor interpoblacional). Estos cinco equipos trabajan también en tareas de seguimiento de la población de osos y de educación ambiental.

lazos_retirados(*) En el año 2009 la Patrulla Oso Galicia no estuvo operativa(**) Parte de estos lazos han sido retirados en operativos conjuntos coordinados con el Principado de Asturias (2010) y el Seprona (2011).

Compartir esta publicación

El LIFE + 'Corredores Oso' reúne a especialistas en corredores de comunicación de mamíferos amenazados

El LIFE + 'Corredores Oso' reúne a especialistas en corredores de comunicación de mamíferos amenazados 150 150 Fundación Oso Pardo

Los días 19 y 20 de diciembre la Fundación Oso Pardo (FOP) ha reunido en Villablino (León) a diferentes expertos en corredores de comunicación para la fauna venidos de toda la geografía española con el fin de trabajar en torno al proyecto LIFE+ Corredores Oso, que finaliza próximamente.

El objetivo de este encuentro ha sido doble: por un lado, analizar los resultados del proyecto, una iniciativa de la FOP que, con la cofinanciación de la Fundación Biodiversidad y la Obra Social Catalunya Caixa y el apoyo de las comunidades autónomas de Castilla y León y el Principado de Asturias, además de los doce ayuntamientos asturianos y leoneses concernidos, se ha desarrollado durante tres años en el corredor interpoblacional y en el corredor de Leitariegos; por otro, establecer las principales líneas de actuación que deberán abordarse en el futuro en este territorio, más allá del proyecto LIFE, que sirvan para corregir el estrechamiento del hábitat en el corredor de Leitariegos y facilitar el uso del corredor interpoblacional, uniendo de manera efectiva los dos núcleos de población oseros.

Al encuentro asistieron expertos en corredores del lince ibérico y el oso pirenaico, especialistas en desfragmentación de infraestructuras, en modelos de conectividad territorial y en grandes corredores europeos, pertenecientes a entidades como el Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino, la Fundación Biodiversidad, la Generalitat de Catalunya, la Junta de Andalucía, o universidades como la del País Vasco, la Politécnica de Madrid o la de Oviedo.

Foto de familia con algunos de los participantes de las jornadas

Además de las sesiones desarrolladas en las instalaciones cedidas por la Fundación Sierra Pambley, se realizaron sendas visitas a las plantaciones de cerezos y a los montes y fincas adquiridas en el concejo asturiano de Cangas del Narcea, y a los principales pasos de comunicación existentes entre los dos núcleos de población oseros sobre la autopista AP-66, que comunica León con Asturias.

Las conclusiones de la reunión con las recomendaciones y opiniones planteadas y específicas para la gestión y mejora de corredores para mamíferos amenazados (y en particular para el oso pardo) forman parte del Manual de Buenas Prácticas para la Gestión de Corredores Oseros, a editar dentro del proyecto LIFE+ Corredores Oso.

Compartir esta publicación
WordPress Image Lightbox Plugin